6 consejos sobre financiamiento y sus desafíos legales al emprender

Publicado: 17 mayo, 2017
ChileGlobal Ventures

El financiamiento es uno de los desafíos más difíciles de gestionar para un emprendedor. Algunos optan, en primera instancia, por los amigos, familiares y fondos estatales, mientras que los más experimentados por inversionistas ángeles. Sin embargo, este proceso requiere entender, entre otras cosas, aspectos legales que no se pueden dejar pasar.

De esto y más habló Andrés Jara, Socio Fundador de Alster Legal, en el ciclo de charlas del Club Emprende de nuestra aceleradora Emprende FCH, quien además compartió algunos consejos que te dejamos a continuación.

1. La etapa temprana o de prospección es donde los emprendedores e inversionistas se encuentran por primera vez. Aquí se puede optar por los tradicionales amigos y familiares y fondos estatales que son administrados por incubadoras. Tras ese proceso, suelen aparecer los Inversionistas Ángeles, quienes también podrían exigir un retorno muy alto sobre la inversión y colaboran además con su experiencia en el mercado y conocimientos para que el negocio despegue.

Con el objetivo de cerrar esta oportunidad de inversión, la estructura legal utilizada en esta fase es un MOU – Memorandum of Understanding- o Termsheet, donde se fijan acuerdos entre las partes y la intención de llevar adelante un negocio en conjunto, como si fuera un contrato entre ambos, pero muchas veces sin ser vinculante, con la excepción de las cláusulas de confidencialidad y exclusividad que sí obligan a las partes. Es recomendable contar con un abogado experto en este tipo de negociaciones, a fin de asegurar que lo negociado no vuelva a ser tema de discusión.

2. A medida que la empresa crece y se hace necesario atraer capital, las opciones más comunes involucran compartir el equity (nuevos accionistas) o adquirir nuevos acreedores vía deuda (nuevos acreedores). Solo en etapas más avanzadas del desarrollo del negocio es también posible abrir las puertas a financiamiento de instituciones financieras y Fondos de Capital de Riesgo.

Ante la opción de financiarse con Equity, el inversionista se convierte en accionista de la empresa beneficiada, por lo que toma una participación activa en la empresa. Por su parte, financiándose con deuda (pedir dinero en préstamo), se mantiene la independencia pero el costo del capital es mayor (intereses).

3. ¿Con qué método financiar a mi empresa? Se sugiere optar por Deuda en caso que no se requiera experiencia o redes para fortalecer la empresa. Se recomienda ingresar equity cuando el expertise de los inversionistas es valioso, pero además se quiere que éstos tengan mayor sentido de pertenencia e involucramiento en el negocio.

4. En todos los casos, los interesados solicitarán un proceso de Due Diligence Legal y Financiero con el fin de detectar posibles riesgos, beneficios o asuntos relevantes respecto al negocio objeto de inversión, en donde las debidas diligencias se realizan con el fin de contribuir a garantizar la toma adecuada de la decisión. El apoyo legal consiste en recopilar y revisar los documentos que serán presentados para asegurar el cierre del negocio.

5. ¿Cuándo pedir asesoría a un abogado? Desde el momento que se integran nuevos socios para definir las reglas de asociación y relaciones que permitan diseñar una estructura societaria que responda al negocio. Incorporar a un abogado permitirá resguardar los intereses del emprendedor o inversionista, definiendo las restricciones a las que será sometido el emprendedor y cautelar que las condiciones de financiamiento, venta de acciones, administración de la sociedad y otros elementos vinculados protejan de forma justa al emprendimiento, los fundadores y colaboradores.

6. Los instrumentos legales de inversión más habituales son:

– Mutuo – Nota Convertible: Básicamente constituyen operaciones de crédito de dinero que permiten que un inversionista, dados ciertos supuestos, pueda o deba convertir su deuda en acciones de la empresa. En este tipo de instrumento será relevante definir su fecha de vencimiento, la tasa de interés devengada, los eventos de conversión, entre otros aspectos relevantes.

– SAFE o “Simple Agreement for Future Equity”: Se realiza con la entrega de dinero a cambio de la opción de adquirir equity en un evento futuro. Puede clasificarse como un simple derecho o promesa frente a un evento futuro de entregar acciones con un valor descontado frente a aquel que paga un inversionista cuando la sociedad emita acciones preferentes (en una ronda).

1. VENTAJA: velocidad en la negociación, sin que se consuma tiempo en la valorización, términos de conversión, tasa de interés, madurez o preferencias particulares de las acciones, lo que trae consigo eficiencia en el costo de la negociación.

2. DESVENTAJA: este instrumento no tiene los elementos de resguardo que tiene un mutuo convertible, por lo tanto, los inversionistas tienen una baja protección para ejecutar su crédito frente a una insolvencia.

III. KISS o “Keep it simple security”: Es parecido al SAFE pero rescata algunos elementos relevantes de los mutuos convertibles en cuanto a la protección del inversionista. Sus particularidades son:

– Versión Debt (Incluye tasa de interés y un maturity).

– Versión Equity (sin interés o maturity).

– Equity Financing: Este es el mecanismo habitual para que un inversionista adquiera participación como accionista y es por eso que se recomienda considerar la redacción de un pacto de accionistas a fin de establecer la forma de gobierno corporativo.

Imágenes/Flickr