“Chilenos sin Fronteras” analiza los laboratorios naturales del país

Publicado: 16 noviembre, 2016
Corporativo

Los extremos norte y el sur del país presentan características únicas en el planeta, que los convierten en laboratorios naturales, es decir, ambientes espectaculares para el desarrollo de la ciencia de clase mundial. Se trata de las condiciones de radiación y limpieza de los cielos en el Desierto de  Atacama, que impulsan el estudio de la energía solar y de los astros; y a su vez, las aguas más puras, las mayores masas de hielos continentales y la riqueza en biodiversidad que existen en la zona subantártica del globo, en Cabo de Hornos.

La protección y conservación de los laboratorios naturales, además de la disponibilidad y fortalecimiento de las herramientas científicas tanto en Atacama como en Cabo de Hornos forman parte de las temáticas que abordará Álvaro Fischer, director de Fundación RAD y past president de Fundación Chile. El ejecutivo dará un charla que profundizará durante la jornada de conferencias y conversatorios organizada por Fundación Chile, “Chilenos sin Fronteras”, donde otros expertos connotados en las áreas expondrán de manera complementaria sobre las distintas disciplinas, como la astrónoma María Teresa Ruiz y el glaciólogo Gino Casassa.

Varios de los observatorios astronómicos más importantes del mundo están ubicados en Chile, donde están los cielos más oscuros y los parque están aislados de los centros urbanos, pero con un buen acceso. En pleno desierto las condiciones son óptimas para el desarrollo de la astronomía de clase mundial, permitiendo observaciones en el rango sub-milimétrico, infrarrojo y óptico. Si bien, la investigación en los parques astronómicos del país es en su mayoría extranjera, -en algunos- los científicos chilenos tienen derecho a ocupar un 10% del tiempo de observación.

El fortalecimiento de la investigación de la naturaleza que existe en la isla Navarino, en Cabo de Hornos, es una idea que pretende homologar el proceso que vive Atacama, es decir, instalar las herramientas necesarias para que científicos de todo el mundo peregrinen a trabajar a este sitio único. La zona subantártica es reconocida por la Unesco como Reserva de la Biósfera por ser hogar de múltiples especies -como musgos, hepáticas y líquenes- que sólo existen ahí por sus condiciones geográficas y cercanía a la Antártida.

“Chilenos sin fronteras” se realizará en el centro cultural Corpartes el 24 de noviembre a partir de las 8.45 horas de manera gratuita, previa inscripción en el sitio web (www.chilenossinfronteras.cl). El encuentro reunirá a 40 expertos y talentos creativos del país para dar a conocer su experiencia en innovación en otras cinco temáticas: innovación social, emprendimiento, ciencia, talentos del futuro y tesoros naturales.