Fundación Chile

Cinco elementos claves del proyecto de Política Nacional Docente

Publicado: 27 abril, 2015 Categorías:

Tutorías para los nuevos maestros, cinco fases de trayectoria profesional y formación en servicio son algunos elementos de la propuesta del Gobierno.

Luego de una larga espera del mundo de la Educación, finalmente en abril la presidenta Michelle Bachelet firmó el proyecto de ley de Política Nacional Docente. La iniciativa busca establecer nuevas condiciones que favorezcan un mejor desempeño de nuestros profesores, cuyo rol es clave para el aprendizaje de los niños.

Durante 2014, como Centro de Innovación en Educación de la Fundación Chile participamos en “El Plan Maestro”, una iniciativa que reunió a 20 instituciones del mundo de la Educación para reflexionar y aportar a la discusión en torno a este proyecto de ley. Sus conclusiones y propuestas fueron contempladas, junto a otros elementos, en la elaboración de su propuesta.

Según los expertos del Centro de Innovación en Educación, estos son los elementos claves de este proyecto de ley para aquellos docentes que ya se encuentran en servicio en el sistema escolar:

Universalidad: la Política Nacional Docente propuesta por el Gobierno tiene un carácter universal, es decir, sería aplicada en forma obligatoria en todos los establecimientos que reciben financiamiento público, ya sean municipales o particulares subvencionados.

Las nuevas condiciones que propone se aplicarían a docentes de aula, educadoras de párvulos, educadores diferenciales y profesores de la modalidad técnico profesional.

En aquellos aspectos que son abordados por la Política Nacional Docente seguirá rigiendo el Estatuto Docente en el sector municipal y el Código del Trabajo en el caso de los colegios particulares subvencionados.

Carrera docente: se establece una trayectoria de desarrollo profesional para los profesores, asociada a su experiencia y desempeño, que se estructura en dos fases. La primera busca asegurar las competencias necesarias para una buena enseñanza y se compone de tres tramos obligatorios: Desarrollo Inicial, Desarrollo Temprano y Desarrollo Avanzado. La segunda fase tiene un carácter voluntario y su objetivo es lograr que los buenos profesores se mantengan en el aula. Se compone de dos etapas: Desarrollo Superior y Experto.

El avance de un tramo al siguiente implicará un aumento salarial para el docente. Además, para desempeñarse como director escolar, el docente deberá haber alcanzado al menos el nivel de Desarrollo Avanzado.

Inducción y mentorías: los nuevos profesores que inicien su carrera profesional tendrán derecho a una inducción. Para esto contarán con el acompañamiento de un mentor acreditado por el Centro de Perfeccionamiento, Experimentación e Investigaciones Pedagógicas (CPEIP) del Ministerio de Educación y seis horas no lectivas a la semana para su preparación.

Al segundo año de servicio, los nuevos profesores deberán obtener una certificación para ingresar a la Carrera Docente.

Aumento de las horas no lectivas: el proyecto busca reducir la proporción de horas que los docentes pasan en aula (lectivas), frente a aquéllas que tienen para la preparación de clases, materiales y otras labores (no lectivas). Hoy la proporción es 75% de horas lectivas y 25 % de horas no lectivas. El ejecutivo busca llegar en 2018 a una distribución de 65% de horas lectivas y 35% de horas no lectivas.

Para docentes con cargas horarias menores a las 44 horas, el cambio se podría traducir en un aumento de horas de contrato y, por tanto, un incremento salarial inmediato. Este ajuste no tendrá costo para los sostenedores, ya que el Estado incrementará la Subvención General.

Formación en servicio: el reconocimiento de la formación en servicio constituye un derecho de los profesionales de la educación. Para esto, el Ministerio de Educación a través del CPEIP, contribuirá al desarrollo profesional docente mediante cursos gratuitos y becas con foco en las necesidades de desarrollo profesional y los procesos de certificación profesional y evaluación docente.

Asimismo, se contemplan medidas como la actualización de las normas de la Red de Maestros de Maestros, el fortalecimiento de CPEIP y la creación de dos centros nacionales de liderazgo escolar para la formación de directivos.