Fundación Chile

Cobertores Térmicos para la Minería

Cobertores Térmicos para la Minería

Publicado: 24 Mayo, 2016 Categorías:

Por Juan Carlos López, líder de tecnologías mineras en Fundación Chile.
Columna publicada en Revista Agua el 26 de abril de 2016.

Si bien, las grandes compañías mineras han desarrollado innovaciones notables con estándares internacionales, en la pequeña y mediana minería aún existen varios desafíos para su modernización y el mejoramiento de su competitividad. Con un consumo total de un 37% de la energía y del 5% del agua -en términos generales-, el sector minero representa un gran potencial de eficiencia energética e hídrica.

En este escenario, Fundación Chile dedica una línea de trabajo para el desarrollo exclusivo de tecnologías mineras, con una serie de proyectos que tienen por objetivo aumentar la eficiencia e innovación en el rubro. Entre ellos, destaca la iniciativa desarrollada gracias al Fondo de Innovación para la Competitividad (FIC) de la Región de Arica y Parinacota que cuenta con el apoyo de la Sociedad Nacional de Minería (Sonami); que consiste en cobertores térmicos que optimizan el uso de los recursos en el proceso de lixiviación del cobre y aportan con mayor productividad al proceso.

Los cobertores cubren las piscinas que contienen soluciones de cobre de modo que existe un mayor aprovechamiento de los insumos, por lo que se reduce el consumo de combustible en un 15%; de agua en un 80% y además incorpora energía solar al sistema debido a su característica de transmitancia, aumentando la condición térmica del circuito de lixiviación y aportando mayor eficiencia al proceso de producción de cobre.  Respecto a la evaluación técnico-económica, el proyecto indicó que la inversión de implementar la innovación en una faena se pagaría en un año como máximo.

La incorporación de energías renovables no convencionales y el consumo eficiente de los recursos disponibles contribuye al desarrollo limpio de la minería en el país con simpleza y efectividad. El proyecto cobertores es una gran oportunidad para aportar con tecnología y transferir el conocimiento que se ha generado en la gran minería a las empresas pequeñas y medianas del sector, y así contribuir a su competitividad.