Comunidad de emprendedores ¿es necesario pertenecer?

Publicado: 11 julio, 2016
ChileGlobal Ventures

La cultura pro-emprendimiento comenzó a florecer en Chile como respuesta a las políticas públicas desarrolladas en los últimos años, lo que desencadenó el surgimiento de aceleradoras de negocio bajo el alero de centros académicos, empresas y fundaciones. Si bien los fondos -en un alto porcentaje- provienen de Corfo, la diferenciación entre una plataforma y otra se enfoca en cómo impulsan el ecosistema, es decir, cómo constituyen su comunidad.

Cuando las startups se agrupan, existe la oportunidad para que puedan aprender unas de otras y recibir observaciones de mentores e inversionistas.

En Silicon Valley, existe una gran masa crítica que trabaja en innovación y tecnología y eso se percibe en el ambiente, porque las personas hablan abiertamente sobre sus proyectos con el objetivo de recibir feedback constructivo. En cambio, en Chile poco a poco han surgido lugares para que los emprendedores frecuenten, pero todavía existe una desconfianza generalizada a compartir o mostrar las ideas. En esta línea, las comunidades de startups son necesarias para impulsar el ecosistema.

Independiente del sector en que desarrollen su negocio, los emprendedores tienen problemas similares de ventas, levantamiento de capital, el escalamiento de un producto y creación de equipos, entre otras cosas. Cuando las startups se agrupan, existe la oportunidad para que puedan aprender unas de otras y puedan recibir observaciones de mentores e inversionistas; de modo que no tengan que tomar decisiones basadas en su experiencia en solitario.

Por esta razón, es importante que los emprendedores en Chile cuenten con un lugar apropiado para obtener orientación y realimentación sobre su proyecto, pero también de estos encuentros se desarrollen con más profesionalismo y naturalidad. El ecosistema de innovación está compuesto por inversionistas, mentores, emprendedores, empresas y agentes de gobierno, entre otros, y es relevante que todos ellos participen en instancias en torno al negocio.

Gracias al diálogo que se genera en nuestra comunidad emprendeFCh, hemos tenido casos exitosos. Organizamos encuentros por rubros, como la minería o retail, enfocados en desafíos específicos del sector, donde participan emprendedores y actores relevantes. Como resultado, una de las empresas del portafolio, Izit, levantó capital con uno de los inversionistas de la red ChileGlobal Angels. También, Restudio y Austral 3D, dos empresas dedicadas a la minería, se unieron y juntos ganaron un premio de ProChile y Corfo para abrirse al mercado en Perú.

El eje central de las incubadoras y aceleradoras de startups es impulsar el emprendimienot y la innovación mediante el financiamiento, pero más que nada gracias a la asesoría, para que hagan crecer sus empresas. Sabemos que se crearán más nexos de negocio exitosos -como los ya nombradas-, y por ello trabajamos para fortalecer nuestra comunidad y ampliarla a otros rubros.