Cuatro factores que caracterizan a los directivos escolares innovadores

Publicado: 31 marzo, 2016
Educación

Una educación del siglo XXI es una educación que se hace cargo de las problemáticas actuales y se caracteriza por ser pertinente para los estudiantes pues los ayuda a enfrentar los desafíos actuales y futuros de la sociedad. Para avanzar hacia este tipo de educación se necesita no sólo a profesores conscientes del reto, sino que un director y un equipo directivo alineado con esa visión. Esto significa que los directores escolares deben transformarse y comenzar a trabajar ciertas habilidades si es que desean llevar a su escuela o liceo a un siguiente nivel.

A partir de su experiencia en terreno de más de una década en la formación de directivos escolares y apoyo al mejoramiento integral de más de 100 escuelas y liceos, Fundación Chile ha identificado algunos elementos clave que caracterizan a los directivos escolares innovadores.

  • Liderazgo distribuido

“Lo que hemos observado en terreno es que una de las características claves de las escuelas innovadoras es el liderazgo distribuido del director”, señala Francisca Petrovich, experta en innovación escolar del portal educarchile. En esta lógica, las funciones del líder son compartidas y distribuidas entre diversos actores de la organización, de acuerdo a sus habilidades y experiencias. Así, se abre espacio para diversos actores asuman una responsabilidad en el mejoramiento escolar, sin necesidad de definiciones verticales.

Bien sabe la importancia de este tipo de liderazgo Claudia Vio, directora del colegio San Alberto Hurtado ubicado en Pudahuel, miembro de la Red de Escuelas Líderes. El equipo directivo del colegio se caracteriza por ser numeroso y complejo. Además de la figura de la directora, existe una coordinadora para cada uno de los tres ciclos, quiénes tienen cada una un jefe de departamento por asignatura. Existe un inspector por cada ciclo y uno general, un coordinador del Proyecto de Integración, que tiene su propioequipo, y un coordinador de formación pastoral.

“La mirada que tengo como directora es de distribución. A través de mis coordinadoras tenemos que seguir funcionando con la misión y visión del colegio porque no puedo estar en todas. Tengo que transmitirles hacia dónde queremos llegar y que ellas tomen las decisiones y acciones que después ellas me informan. “El que tenga todo distribuido me da tiempo para estar también en la sala de clases y apoyar a los docentes”, concluye.

  • Altas expectativas

“Confío plenamente en el trabajo que está haciendo mi equipo, tengo altas expectativas de ellas y eso es importante”, comenta Claudia Vio al reflexionar sobre cómo lidera al equipo directivo. Petrovich confirma la relevancia de esta variable: “la variable que más te hace crecer es que tu jefe, o tu profesor en el caso de los estudiantes, confía en que puedes lograr todo. Con la confianza los vas empujando hacia un clima de logro”.

  • Reflexión permanente

“Los mejores directivos reflexionan constantemente sobre lo que pueden hacer para mejorar sus habilidades y las de su equipo”. Así lo plantea, Patricio Jascura, director de mejoramiento e innovación escolar del Centro de Innovación en Educación de Fundación Chile. Según explica que esa reflexión constante es lo que puede hacer mejorar las condiciones para el éxito de sus escuelas.

  • Investigación en la escuela

Esta reflexión debe estar respaldada de investigación sobre lo que está ocurriendo en la escuela. “Los cambios tienen que hacerse con datos que confirmen un diagnóstico”, agrega por su parte Francisca Petrovich. A lo mismo apunta, la directora del Centro Integral de Competencias de Lenguaje (CICEL) de Concepción, Leonor Herrera. Para ella “es fundamental fomentar la  innovación porque permite fortalecer una cultura orientada a la investigación permanente y a la generación de respuestas efectivas y novedosas a las demandas que se van presentando”.