Cyborg Beast, el sueño Americano de un chileno

Publicado: 16 noviembre, 2016
Corporativo

“Cuando eres niño y tienes carencias, debes ingeniártelas para que esas carencias no te afecten y puedas tener la mejor vida posible”. Así resume Jorge Zúñiga, científico chileno que hoy está en la cresta de la ola de ciencia mundial. Su infancia y esa profunda reflexión cobra mucho sentido al momento de repasar su proyecto emblema: Cyborg Beast.

El origen del trabajo del Doctor Zúñiga nace al tomar conocimiento de la iniciativa de organizaciones de ayuda humanitaria que en África estaban asistiendo a niños con traumas generadas por malformaciones congénitas o traumáticas, que presentaban ausencia de alguna extremidad superior. Por la falta de atención especializada y de recursos no podían acceder a prótesis u órtesis que los ayudaran a bajo costo, por lo que estas organizaciones simplemente las imprimían usando impresoras 3D.

El Doctor Zúñiga vio en las noticias los modelos de manos impresas y con los conocimientos de Biomecánica que él tiene,  se percató de inmediato que esas manos no funcionarían adecuadamente

Trató de contactar a las ONG involucradas y no lo logró. Sin embargo, se impuso la tarea de corregir y mandarles corregida la mano que vio.  En ese esfuerzo trabajó en su Universidad en los tiempos que tenía libre. En el proceso conoció a otros especialistas que le fueron aportando ideas para mejorarla y también recibió una ayuda muy especial.

Un día trabajando en la fase final de ensamblaje en su casa, su hijo mayor le preguntó – papá qué haces –  y El Doctor Zúñiga le respondió que hacía una mano para unos niños en África. Su hijo observó las piezas a medio armar de la mano y le dijo – papá eso no va a funcionar – y luego se fue y lo dejó intrigado observando las piezas impresas y tratando de entender por qué no funcionaría. Luego de un rato su hijo bajó con su juguete favorito, un muñeco de acción.  Y de esa forma, su hijo le mostró el camino para el proyecto: haz una mano que un niño se sienta orgulloso de usar y no algo que quiera esconder bajo un guante.

El Doctor Zúñiga hizo los cambios, volvió desde cero a trabajar y levantar nuevamente información para elaborar la prótesis con las consideraciones, tanto de forma y de color que pudieran gustar a los niños. La probó en algunos niños y comenzó a hacer ajustes. En ese proceso estaba cuando una compañía de prótesis se enteró del trabajo que estaba haciendo y decidieron hacerle una oferta, que implicaba en pocas palabras vender el desarrollo a ellos y por cinco años no volver a trabajar en este tipo de soluciones, que por algún momento consideró. La oferta era muy buena económicamente y con ello se resolverían muchas carencias que estaba teniendo él y su familia.  La noche del día que recibió la oferta reunió a la familia, les contó lo que le habían ofrecido y de lo que podían llegar a hacer con el dinero que recibirían, pero nuevamente su hijo mayor lo volvió a la realidad con una simple pregunta: – ¿papá… y qué pasará con los niños? –  ante esa interrogante el Doctor Zúñiga entendió que no podía dejar a su hijo sin respuesta y decidió no tomar la oferta.  Pero para evitar nuevas tentaciones o que alguien quisiera apoderarse de su desarrollo, decidió hacer público su desarrollo entregándolo en internet a través de la Fundación E-nable. Después de eso el proyecto se hizo global, ahora desde muchas partes en el mundo pueden descargar y usar su prototipo para imprimir manos. Incluso, se permite hacerle ajustes y desarrollar innovación a partir de esta idea original.

Hoy, en más de 90 países se ha impreso la mano prostética del Doctor Jorge Zúñiga, existen más de 176 mil descargas de los archivos originales, el proyecto cobró vida propia y existen cientos de organizaciones en el mundo que usan como base los archivos de Cyborg Beast. El Doctor Zúñiga hoy recibe desde todo el mundo agradecimientos por este desarrollo y se apronta en la Universidad Autónoma de Chile a abrir su centro para ayudar desde nuestro país a impulsar esta iniciativa que está cambiando el mundo.

Cyborg Beast estará presente en “Chilenos sin fronteras”, encuentro que se realizará en el centro cultural Corpartes el 24 de noviembre a partir de las 9.00 horas. Las inscripciones son gratuitas en el sitio web www.chilenossinfronteras.cl.