Fundación Chile

Desafíos para una minería más sustentable

Desafíos para una minería más sustentable

Publicado: 26 Octubre, 2015 Categorías:

Por Carolina Soto, líder de Iniciativa Minería Responsable de Fundación Chile.

La promulgación de la Ley 20.551, que regula el cierre de faenas e instalaciones mineras, el año 2012 en nuestro país, ha presentado nuevos desafíos para la industria minera. Desde el punto de vista económico, debido a la exigencia de presentación de garantías financieras para la implementación de las medidas de cierre. Desde el punto de vista medio ambiental, dado que exige a las empresas mineras que deben asegurar la estabilidad química de sus instalaciones después del cierre.

La incorporación de esta última exigencia es un hito relevante en el camino para lograr una minería más sustentable, dado que plantea un desafío de largo plazo y que debe ser abordado de manera integral con el fin último de proteger la salud de las personas y del medio ambiente. En este contexto, y con el objetivo de apoyar la implementación de la Ley de Cierre en materia de estabilidad química, Fundación Chile, en conjunto con Sernageomin y con el apoyo del Ministerio de Minería y SONAMI, desarrollaron un proyecto en el marco del programa de Bienes Públicos para la Competitividad de Corfo, cuyo principal producto es la “Guía metodológica para la estabilidad química de faenas e instalaciones mineras”.

Esta guía, orientada tanto a empresas mineras como a organismos fiscalizadores, fue desarrollada de manera de incluir las necesidades y la visión de todos los actores involucrados, lo que se logró mediante la realización de una serie de mesas de trabajo público-privadas desarrolladas durante el proyecto. Dentro de los objetivos que persigue esta Guía, no sólo está el proponer criterios y herramientas para la gestión de la estabilidad química, sino que además, busca reunir la experiencia nacional e internacional factible de ser aplicada, de acuerdo a la realidad geológica y minera de nuestro país y contar con un leguaje común, incluyendo definiciones y conceptos claves relacionados a la estabilidad química.

El principal enfoque de la Guía de Estabilidad Química es lograr la gestión integral de las instalaciones mineras durante todo su ciclo de vida, desde la planificación y durante la operación, de manera de lograr la condición de estabilidad química en el cierre.

El principal enfoque de la Guía de Estabilidad Química es lograr la gestión integral de las instalaciones mineras durante todo su ciclo de vida, desde la planificación y durante la operación, de manera de lograr la condición de estabilidad química en el cierre. Esta gestión involucra un cambio en la actual gestión de los residuos mineros masivos, que busca la integración de las distintas áreas de las faenas mineras (geología, planificación, desarrollo, metalurgia, medio ambiente, etc.) con el fin de utilizar y reunir la información necesaria para evaluar la estabilidad química e implementar, durante la operación, las medidas necesarias para asegurarla.  

En este sentido, la guía incluye los criterios y herramientas necesarias tanto para evaluar como para asegurar la estabilidad química de las instalaciones mineras, de manera de apoyar en la toma de decisiones en relación a las medidas de gestión que pueden ser implementadas en cada una de las instalaciones. En este contexto, como complemento a la guía se publicarán otros dos documentos, que corresponden a un catastro de medidas y tecnologías para la prevención, control y tratamiento del drenaje minero y a una recopilación de buenas prácticas en la gestión de la estabilidad química.

Actualmente, los resultados del proyecto y los contenidos de la guía están siendo difundidos mediante una serie de talleres realizados en conjunto entre Fundación Chile y Sernageomin, donde se ha capacitado a alrededor de 200 personas en la materia. Esperamos que en el último trimestre de este año la guía esté publicada y que su aplicación permita apoyar tanto a las empresas  mineras como a los organismos fiscalizadores en el cumplimiento de los requerimientos de la Ley en materia de estabilidad química.