Directivos de liceos se capacitan en marco de cualificaciones y nuevas bases curriculares TP

Publicado: 25 noviembre, 2015
Educación

El marco de cualificaciones minero y la importancia de establecer relaciones con el entorno territorial fueron los dos grandes temas abordados en la jornada de capacitación del proyecto “Condiciones para la implementación del Marco de Cualificaciones Minero y las nuevas bases curriculares TP”, desarrollado por el Centro de Innovación en Educación de Fundación Chile y Anglo American, en el contexto de los proyectos destinados al fortalecimiento y articulación de la educación técnico profesional financiado por el Ministerio de Educación.

Un total de 27 directivos, pertenecientes a los liceos de las regiones Metropolitana y de Valparaíso participantes en el programa DesarrollaT: Educación Técnica de Excelencia”, asistieron a la actividad, que se desarrolló el jueves 19 de noviembre en las dependencias de la Fundación.

[Tweet “Directivos de liceos TP se perfeccionan en marco de cualificación minero”]

En la ocasión, los profesionales del Centro de Innovación en Educación de Fundación Chile presentaron los resultados de un estudio que caracterizó la educación media técnico profesional en cuatro regiones (Antofagasta, Atacama, Valparaíso y Metropolitana) y las necesidades y capacidades de 14 liceos, diez de los cuales  participan en el programa DesarrollaT.

Vanessa Arévalo, líder de iniciativas en Educación Técnico Profesional de Fundación Chile, orientó a los asistentes en el uso del marco de cualificaciones minero para la contextualización de los nuevos programas de estudios de la educación media TP.

“Me parece que es el camino que nos permite ordenar la articulación en forma definitiva para nuestros estudiantes y también para quienes no siguieron la educación formal pero necesitan formalizar sus aprendizajes”, destacó Marisol Bahamonde, jefa de producción del Liceo Politécnico de LlayLlay.

“Me parece que es el camino que nos permite ordenar la articulación en forma definitiva para nuestros estudiantes y también para quienes no siguieron la educación formal pero necesitan formalizar sus aprendizajes”, destacó Marisol Bahamonde, jefa de producción del Liceo Politécnico de LlayLlay.

La jornada finalizó con un taller práctico en torno a la vinculación entre los liceos y su entorno productivo, donde los asistentes pudieron mapear las contrapartes presentes en sus territorios y caracterizar sus relaciones con ellos. A juicio de Eduardo Meriño, docente de la carrera de Laboratorio  Químico del Liceo de Chagres, “este es un tema estratégico y tiene que ver con cómo tú te planteas frente a las necesidades del mundo empresarial, para poder formar los técnicos que se requieran”.

La reflexión también alcanzó las dinámicas mediante las cuáles hoy se relacionan los liceos y el mundo del trabajo. “Se necesita mejorar la articulación con los consejos asesores educativos, para que sean una red más colaborativa, donde ellos sientan que también reciben algo y no solo entregan”, comentó Bahamondes.

Esta fue la primera de tres jornadas con los representantes de los liceos de las regiones de Valparaíso y Metropolitana. Esta instancia de formación también se realizará en las ciudades de Antofagasta y Caldera.