El vínculo emocional con los alimentos

Publicado: 04 agosto, 2015
Alimentos y Acuicultura

El nexo entre la obesidad- sobrepeso y el malestar psicoemocional es cada vez más evidente, dado que la obesidad es la causa y también la consecuencia de numerosos problemas psicológicos. En este sentido, el Estudio Chile Saludable, desarrollado por Fundación Chile y  GfK Adimark, explica que los consumidores están sometidos a una sobreestimulación constante, puesto que además de la publicidad, existe una disponibilidad de comida en cualquier momento y en cualquier lugar.

La cultura actual ha posicionado como sabrosos y placenteros a los alimentos con altos nutrientes críticos (como grasas, azúcar y sodio). Por ejemplo al consumir carbohidratos o chocolates aumenta la producción de insulina, generando una mejor absorción de un aminoácido llamado triptófano, el cual a su vez sirve como precursor de la serotonina que produce una sensación de bienestar y relajo.

Este fenómeno permite explicar el comportamiento compensatorio que muchas veces tiene la alimentación, pues se intenta satisfacer los vacíos o angustias emocionales a través de la comida. Según el Estudio Chile Saludable, esto no sólo explica que aumente el índice de masa corporal, sino que además genera un círculo vicioso para el comedor emocional, pues luego del “atracón” y una vez que el efecto de la serotonina se ha acabado, inevitablemente viene el sentimiento de culpa que refuerza los problemas de autoestima y desvanece el ideal de la fuerza de voluntad.

El estado anímico, el entorno social o las características sensoriales de un producto alimenticio intervienen de forma determinante en la decisión de compra o ingesta de un alimento, provocando una serie de emociones en el consumidor.

Por su parte, la psicóloga María Elena Gumucio en el mismo estudio realizó un análisis de la relación emocional de los chilenos con la alimentación, donde destacó que el aumento explosivo de la obesidad en Chile se tiende a explicar por cambios en los hábitos alimenticios y el sedentarismo. “Las conductas alimentarias están también íntimamente ligadas a emociones. Es habitual que frente a tristezas, frustraciones, estrés o rabia, las personas en nuestro país aumenten la ingesta de hidratos de carbono y alimentos ricos en grasas”, indicó.

Por otro lado, el psicólogo Jaime Silva Concha, director del Centro de Apego y Regulación Emocional de la Universidad del Desarrollo y asesor del Programa Revolución Saludable de Fundación Chile, sostiene que la sobrealimentación por estrés puede ser perfectamente considerada una de las posibles causas de la epidemia de obesidad en Chile.

“En varios estudios hemos podido comprobar, tanto en adultos y niños, que el exceso de ingesta muchas veces se conecta a desbalances afectivos más que a otros factores”, explicó. Al respecto ejemplificó que “el aumento explosivo de tratamientos de obesidad, incluyendo la cirugía bariátrica, se ha visto acompañado de la necesidad imperiosa de asistir a estos pacientes con tratamientos psicológicos y psiquiátricos para manejar complementariamente los desbalances del comer asociados al estrés”. En este contexto concluyó que “es importante para el manejo de peso, tanto para las políticas públicas como los tratamientos individuales, considerar el vínculo entre emociones, estrés y sobrealimentación”

Por otra parte, los consumidores experimentan todo tipo de emociones en su relación con los productos. Es decir, algunos factores como el estado anímico, el entorno social o las características sensoriales de un producto alimenticio intervienen de forma determinante en la decisión de compra o ingesta de un alimento, provocando una serie de emociones en el consumidor.

En este sentido, los resultados de investigaciones recientes muestran cómo el comportamiento de los consumidores y sus decisiones en general son consecuencia de la parte emocional y no tanto de la racional. De este modo, descubrir la carga emocional de los productos ayudará a estudiar la conexión de los consumidores con la marca y a identificar las claves emocionales que conducen al éxito de un producto.