En Fundación Chile dialogan sobre Ley REP

Publicado: 27 julio, 2015
Sustentabilidad

En el marco del taller “Implementación de Mejoras en Empaque” realizado por Fundación Chile, David Bortnick, abogado de la división jurídica del Ministerio del Medio Ambiente, se refirió al proyecto de ley REP,  cuyo objetivo es disminuir la generación de residuos y fomentar su reutilización, reciclaje y otro tipo de valorización. Esto, mediante la creación de instrumentos de gestión ambiental, como la implementación de la Responsabilidad Extendida del Productor (REP).

El proyecto de ley – también llamada Ley de Fomento al Reciclaje- se encuentra en discusión en la Comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales del Senado, luego de que la Cámara de Diputados lo aprobara por unanimidad en abril y el Senado aprobara la idea en general en junio.

“Se estima que en dos años más estará en plena vigencia la ley, lo que hace necesario comenzar desde ya a generar instancias de coordinación y alineación entre diferentes actores para prepararse para la nueva normativa”, señaló  Michelle Senerman, Líder de Equipo del Centro de Producción y Consumo Sustentable de Fundación Chile.

La Responsabilidad Extendida del Productor establece que los fabricantes de productos prioritarios son responsables de la organización y financiamiento de la gestión de los residuos de los mismos que se comercialicen en el país una vez terminada su vida útil.

Estos nueve productos prioritarios son: aceites lubricantes; aparatos eléctricos y electrónicos, diarios, periódicos y revistas; envases y embalajes; medicamentos; neumáticos; pilas y baterías; plaguicidas; y vehículos.

“Se da una situación particular en los envases y embalajes, pues el responsable de gestionar su disposición final en este caso es quien envasa o embala y no el productor de dicho envase”, señaló David Bortnick.

GESTIÓN DE RESIDUOS 

Entre las obligaciones de las empresas, la Ley les exigirá cumplir con las metas de recolección y valorización establecidas por el Ministerio del Medio Ambiente, y asegurar que la gestión de los residuos de los productos prioritarios – que incluye su almacenamiento, transporte y tratamiento – se realice por gestores autorizados y registrados. Cada productor podrá cumplir con estas exigencias a través de un sistema individual de gestión – posiblemente las empresas grandes – o un sistema colectivo de gestión.

“Este sistema colectivo es el que atenderá a las pymes y se define como una persona jurídica sin fines de lucro integrada exclusivamente por productores de alguno de los productos prioritarios de la ley, que diseñará e implementará un plan de gestión para los residuos. Esos sistemas deberán estar autorizados por el Ministerio y tendrán restricciones para evitar distorsiones de mercado, velando por la protección de la libre competencia”, agregó Bortnick.

Ante las preguntas de las pymes asistentes al taller con respecto al alcance e impacto para las empresas más pequeñas, el abogado afirmó que no sólo la Ley tendrá reglamentos específicos por cada producto prioritario, sino que también “necesariamente debe atender al tamaño del productor – ya sea si es empresa grande, mediana, pequeña o microempresa – para fijar las metas”.

El abogado también fue enfático en aclarar qué define esta ley por “productores”, es decir, quiénes estarán sujetos a obligaciones. “Aquí entran todos los fabricantes e importadores que, independiente de la técnica de comercialización, vendan un producto prioritario por primera vez en el mercado nacional, vendan bajo marca propia un producto prioritario adquirido de un tercero que no es el primer distribuidor, o importen un producto de los nueve estipulados para su propio uso profesional”, señaló.

Una vez que la Ley REP se promulgue, existe un plazo de un año para que el Ministerio de Medio Ambiente dicte los reglamentos. Aun así, el asesor jurídico del Ministerio llamó a las empresas a mantenerse informadas de los avances de la Ley, y a establecer comunicación entre empresas que produzcan el mismo producto prioritario para prepararse adecuadamente para la implementación de la ley.

El taller realizado por Fundación Chile también contó con la participación de Manuel Ramos, de la consultora Triciclos, quien dio a conocer el índice de reciclabilidad de los empaques de los productos de cada una de las pymes proveedoras de Walmart Chile que participan en su Programa de Desarrollo de Proveedores en Sustentabilidad, que recibe cofinanciamiento de Corfo  y que Fundación Chile ejecuta.

Gracias a este proyecto estas pymes han recibido apoyo desde 2012 para diagnosticar su situación en términos ambientales y sociales, y diseñar planes concretos para mejorar.