Engagement y productividad: el nuevo desafío de las organizaciones

Publicado: 07 septiembre, 2015
Capital humano
inno.philip-wood
Philip Wood

El escenario actual plantea un sin número de desafíos a las organizaciones. El mercado es cada más competitivo; la rapidez, magnitud y profundidad de los cambios sociales convierte a la innovación en un imperativo  y la productividad adquiere cada vez mayor relevancia en el desempeño de las empresas.

En contextos con tales características, comúnmente se sitúa a la gestión de las personas y específicamente su satisfacción laboral como uno de los aspectos centrales a desarrollar. Sin embargo, se ha llegado a un grado de acuerdo en que la satisfacción laboral no está relacionada necesariamente con los resultados sobresalientes de una organización.

Los estudios revelan que las empresas con personas con alto nivel de Engagement obtienen mejores resultados financieros, mayores niveles de satisfacción de sus clientes y mejores índices de productividad; entonces ¿por qué no gestionarlo?

Es así como hoy surge el concepto de Engagement como una de las tendencias más importantes dentro de la gestión de recursos humanos. El Engagement se podría resumir como un estado activo y positivo en el trabajo,  que se caracteriza por altos niveles de energía, entusiasmo y absorción.  Este estado hace que las personas se sientan entusiasmadas con su trabajo, obteniendo resultados superiores en su desempeño individual como también a nivel organizacional.

Los estudios revelan que las empresas con personas con alto nivel de Engagement obtienen mejores resultados financieros, mayores niveles de satisfacción de sus clientes y mejores índices de productividad; entonces ¿por qué no gestionarlo?

En el primer estudio realizado por Innovum FCH se visibilizaron cuáles son las principales palancas que movilizan el Engagement en nuestras organizaciones, identificándose  como factores críticos las oportunidades de desarrollo, la generación de autonomía de parte de los líderes y la pro actividad en los trabajadores. Esto significa, que el nivel de Engagement de los colaboradores no depende solamente de lo que la empresa puede hacer por ellos, sino que existe una amplia variedad de acciones que las personas pueden realizar para afectar su lugar de trabajo y su nivel de Engagement.

Sin duda la formación de habilidades laborales en los trabajadores para generar acciones pro activas que impacten el Engagement proyecta la posibilidad de generar empresas de alto desempeño y alta productividad en nuestro país.

Más información en www.engagementfch.cl