Etiquetas Limpias son el nuevo desafío para la industria

Publicado: 19 agosto, 2015
Alimentos y Acuicultura

La obesidad y los estilos de vida poco sanos se han convertido en una amenaza para la salud de los chilenos. Hoy existe un gran problema de comprensión sobre la rotulación de los alimentos, tal como revela el estudio Chile Saludable, realizado por Fundación Chile en conjunto con GfK Adimark. El documento indica que sólo el 31% de las personas lee la información nutricional de las etiquetas; y apenas un 37% de estos, dice entenderlas. Existe una tendencia mundial llamada etiquetas limpias que tiene como objetivo que la rotulación sea amigable y de fácil comprensión, de modo que las personas puedan acercarse a la nutrición como concepto.

“Es importante sumarse a la iniciativa para que la rotulación de la comida sea entendible por los consumidores. Para ello, es necesario que las etiquetas tengan pocos ingredientes y ningún colorante artificial, preservante o aditivo. Esto supone un desafío tecnológico para la industria, puesto que tendrían que cambiar la receta de varios alimentos e incorporar sustancias naturales” explicó Paulina Sazo, product manager de Alimentos y Biotecnología de Fundación Chile.

El objetivo de esta tendencia es que la rotulación de los alimentos sea amigable y de fácil comprensión, de modo que las personas puedan acercarse a la nutrición como concepto.

El informe Chile Saludable indica que, entre las preferencias de los chilenos, 4 de cada 10 personas antepone consumir alimentos sabrosos ante los sanos y cree que la alimentación saludable significa comer sólo ensaladas. “Las aseveraciones que desprende el estudio reflejan la desinformación que existe en el país acerca de una correcta nutrición. La inclusión de las etiquetas limpias, ayudaría a ampliar el concepto de alimentación saludable en la sociedad”, comentó la experta Paulina Sazo.

En Chile, el desarrollo de alimentos con etiquetas limpias es una tendencia incipiente, dado que sólo algunas empresas tienen productos procesados simples. “Si a esto se le sumara una campaña de educación nutricional potente a nivel país, habría consumidores más informados que podrían tomar decisiones más conscientes. Esto ayudaría a minimizar los índices de obesidad, sobrepeso y enfermedades crónicas asociadas, que hoy son críticos”, puntualizó la product manager de Fundación Chile, Paulina Sazo, dado que el principal propósito de la iniciativa es que a largo plazo el conocimiento agregado de la rotulación incite preferencias más sanas en la alimentación de las personas.

Experiencias Internacionales

  • Una compañía de jugos envasados orgánicos de Latinoamérica especifica en su etiqueta que el dulzor y el color del producto son gracias al azúcar y tono natural de la fruta. En su contenido explica que es sólo fruta seleccionada.
  • Empresas norteamericanas han desarrollado masas, que bajo ciertos tratamientos de calor, extienden su vida útil sin perder sus componentes naturales. Gracias a este proceso, se optimizan los productos panaderos de manera natural y en el rotulado sólo van sus componentes con el reparo “sin aditivos”.
  • En Estados Unidos, una marca de mantequilla de maní quitó el aceite hidrogenado de su receta para tener ingredientes menos nocivos, y a la vez, más comprensibles para sus consumidores.