Humedal artificial permite reutilización de agua en La Ligua

Publicado: 04 junio, 2015
Sustentabilidad

En la actualidad, la comuna de La Ligua presenta una situación crítica tanto en el abastecimiento de agua potable como también en el acceso para el riego, producto de la persistente sequía que afecta a esa zona. Esto muestra graves consecuencias para la localidad, dado que afecta la calidad de vida de las personas, aumenta la cesantía y disminuye la producción agrícola.

En este escenario, Fundación Chile en conjunto con Infraplast y Polpaico, desarrollaron un proyecto en la escuela Carlos Ariztía, ubicada en Trapiche, La Ligua. Una iniciativa que consiste en la instalación de un sistema pasivo de tratamiento rural de las aguas grises, con tecnología BioTreat, que permite utilizarlas para el riego del establecimiento educacional.

Este humedal artificial permite que las aguas residuales sean tratadas mediante microorganismos que crecen en las raíces de las totoras, alimentándose de los compuestos orgánicos que puedan contener las aguas y, del mismo modo, son filtradas por una gravilla. Una vez lista esa fase, las aguas son desinfectadas, obteniendo parámetros aptos para la utilización en el riego.

La subgerente de Sustentabilidad de Fundación Chile, Ulrike Broschek, manifestó la importancia de desarrollar este proyecto en la escuela de la localidad de Trapiche. “Frente a la importante escasez hídrica que está viviendo nuestro país se hace indispensable impulsar proyectos que permitan realmente mejorar la calidad de vida de las personas, y que hoy está en deterioro por la falta de este importante recurso”, afirmó Broschek.

La escuela Carlos Ariztía de La Ligua consume alrededor de 6 mil litros de agua por día. Con esta iniciativa se espera recuperar 3 mil litros del recurso, a través del reúso. En otras palabras, el sistema logra usar las aguas grises utilizadas en los lavamanos, duchas y cocina para luego aplicarlas en el riego del colegio.