Impulsan la energía marina en el archipiélago Juan Fernández

Publicado: 15 junio, 2016
Sustentabilidad

La sostenibilidad de la matriz energética es un desafío asociado al progreso económico que enfrenta el país, donde las energías renovables no convencionales hoy juegan un rol cada vez más protagónico. Chile tiene un gran potencial para el aprovechamiento de la energía solar – tanto fotovoltaica como termosolar-, que ha crecido en el último tiempo, pero también tiene la posibilidad de aprovechar los cuatro mil kilómetros de costa que existen a nivel nacional para el desarrollo de la energía marina.

En esta línea, la iniciativa busca levantar información y realizar mediciones del potencial de energía undimotriz en el archipiélago de Juan Fernández para crear una estrategia energética con el fin de desarrollar este tipo de ERNC en comunidades costeras e insulares. En el caso puntual del archipiélago, el precio del diésel es un 27% más alto que en el continente, siendo una alternativa limpia con mayores posibilidades de competir.

IMG_7923

“Algunas de las ventajas de este tipo de energía limpia es que es previsible, lo que asegura una mayor eficiencia; y a diferencia de la eólica o la solar, es continua. Si bien se está comenzando a estudiar, desarrollar e implementar, el escenario es positivo y Chile tiene un potencial envidiable a nivel mundial. Además, en el caso de Juan Fernández y otras localidades insulares del país, su implementación es factible por el alto precio que tiene la energía debido al costo de traslado” explicó la líder de energías marinas de Fundación Chile, Carolina Cuevas.

Recientemente, los expertos de Fundación Chile realizaron talleres y reuniones con la comunidad de Robinson Crusoe para dar a conocer el diagnóstico y potencial del archipiélago sobre esta energía limpia, además de generar diálogos para conocer los desafíos energéticos de la localidad. Los encuentros contaron con la presencia de personeros de la Armada, la Municipalidad, el Sindicato de pecadores, encargados de la planta energética y comunidad en general.

El proyecto es financiado con el Fondo de Innovación para la Competitividad (FIC) de Valparaíso y es ejecutado por Fundación Chile en conjunto con el Instituto Nacional de Hidráulica, REDE, Con Potencial, I2D, Technik, Bentos, Directemar de la Armada, Municipalidad de Juan Fernández y Carnegie.

Diferentes formas de energía marina

Cualquier movimiento que ocurra en el océano origina energía cinética y potencial, que puede transformarse en electricidad gracias a tecnologías que sacan provecho de este recurso. Algunas de ellas son:

  • Mareomotriz: utiliza las diferencias de altura entre la marea alta y baja, generando un flujo de agua para transformarlo en electricidad.
  • Corrientes marinas: cuando dos grandes masas de aguas se conectan por un estrechamiento geográfico y los respectivos niveles del mar están desfasados, es decir, el nivel de una de las masas de agua está a una mayor altura que la otra, se producen corrientes, lo cual genera un flujo llenante o vaciante. La energía de ese flujo puede ser aprovechada por dispositivos de generación (tidal energy).
  • Corrientes oceánicas: hace uso de la energía cinética creada por las corrientes de los océanos, movilizando grandes rotores (turbinas o hélices por ejemplo).
  • Térmica oceánica: ocupa las diferencias de temperatura en las distintas profundidades del mar para generar electricidad.
  • Osmótica o azul: se obtiene de la desigualdad de salinidad que tiene el mar y el agua dulce proveniente de los ríos, que se terminan de mezclar en el océano.
  • Undimotriz: destaca como una de energías marinas con mayor proyección en Chile, igualmente conocida como olamotriz. Se consigue a través del movimiento de las olas, cuyo principal promotor es el viento. Es una de las formas de energía marina más estudiada actualmente por su capacidad de predecir las condiciones óptimas de ondas para aprovechar al máximo la eficiencia de este recurso. Además, se trata una fuente segura ya que es constante, hay olas en el mar 24/7.