Jóvenes de América Latina y el Caribe demandan una nueva educación para adaptarse a un futuro cambiante

Publicado: 06 febrero, 2017
Educación

Una educación que les permita aprender a descifrar los cambios que vienen para poder adaptarse a ellos, así como también adquirir herramientas para conocer la realidad, intervenirla y transformarla, son algunas de las principales peticiones señaladas por más de 60 mil jóvenes de 39 países de América Latina y el Caribe que participaron en la consulta de la UNESCO “Diles qué quieres aprender”, instancia que participó Fundación Chile y otras organizaciones de la región.

En el reporte se aprecia también la necesidad de repensar los sistemas educativos y lo que sucede dentro de ellos. Evidencia también que es necesario reinventar los métodos tradicionales de enseñanza y aprendizaje, dado que existe demanda por otras maneras de adquirir conocimientos.

La educación, especialmente a nivel secundario, presenta profundos desafíos que deben ser abordados con voluntad y decisión, pero también escuchando las voces de sus principales protagonistas. La visión de las y los jóvenes “nos entregan un horizonte a tener presente al momento de elaborar políticas educativas que aspiren a ser pertinentes y relevantes a nivel regional y acorde a la nueva agenda educativa hacia el 2030, además de una perspectiva holística de una nueva forma de plantear la educación” comentó Atilio Pizarro, jefe de la Sección de Planificación, Gestión, Monitoreo y Evaluación de la OREALC/UNESCO Santiago.

Por su parte, Ana María Raad, gerente del Centro de Innovación en Educación de Fundación Chile, señaló que la consulta es un insumo muy importante para los que trabajan en educación “ya que son justamente los jóvenes los que nos indican que la educación que están recibiendo no es necesariamente la que esperan y la que les va a entregar mayores y mejores oportunidades. Nos manifiestan claramente sugerencias para hacer de su educación una más pertinente. Es clave que como sistema educativo vinculemos el contenido, las habilidades y actitudes de la escuela con el mundo real“.

Demandas regionales

Quienes respondieron la consulta, plasmaron sus ideas sobre qué es lo que quieren aprender y cómo quieren hacerlo para cumplir sus sueños, cambiar su entorno y construir un mundo mejor. Entre las principales preocupaciones están: que los conocimientos que se aprenden en la escuela, como la lectura, escritura y aritmética, se conjuguen con la comprensión del mundo y sus relaciones; que la educación articule los diferentes saberes y áreas de conocimiento, donde los diversos contenidos disciplinares como las artes, las humanidades, el lenguaje y las ciencias, dialoguen entre ellos.

En este contexto, muchos de las y los jóvenes participantes manifestaron que la escuela todavía tiene una centralidad como fuente de socialización y adquisición de conocimiento y que desean aprender en una comunidad escolar, reafirmando que un buen sistema educativo es el corazón del proceso de enseñanza-aprendizaje.