Líderes educativos protagonizan RED LAB 2018

Publicado: 22 junio, 2018
Desarrollo Humano

Líderes educativos de la Región de O’Higgins protagonizan RED LAB 2018, una propuesta de formación innovadora para la mejora escolar.

Equipos educativos de la Región de O’Higgins aceptaron la invitación y hoy son parte de RED LAB, iniciativa de LIDERES EDUCATIVOS,  Centro de Liderazgo para la Mejora Escolar, que en el marco de una propuesta formativa y de acompañamiento en terreno, permite la apropiación de herramientas para la gestión y el liderazgo en sus territorios con foco en la mejora educativa.

Más de 35 equipos educativos de la Región de O’Higgins –conformados por 160 personas– se inscribieron en RED LAB, Laboratorio de Innovaciones Educativas en Red, iniciativa impulsada por LIDERES EDUCATIVOS, Centro de Liderazgo para la Mejora Escolar. Todos ellos establecieron de esta forma un desafío dentro del contexto donde se desempeñan, comenzando así una ruta de aprendizaje orientada hacia la reflexión, la colaboración y la acción.

La instancia es desarrollada por Fundación Chile –uno de los integrantes del consorcio que da vida al Centro, encabezado por la PUCV, y también compuesto por la U.de Chile, la U.de Concepción y la U. de Toronto– y ofrece a los participantes la apropiación de herramientas para la gestión y el liderazgo en sus territorios con foco en la mejora educativa. Todo esto, a través de una propuesta de formación y un acompañamiento in situ.

En ese marco, los días 20 y 21 de junio, en la sede de San Fernando de la Universidad de O’Higgins, se realizaron las jornadas presenciales de RED LAB, que se iniciaron con el seminario internacional  ​”Conectando el territorio: Liderazgo para la mejora educativa sistémica”, donde la experta española en liderazgo sistémico, Carmen Pellicer, entregó parte de su experiencia educativa para motivar el cambio de mirada de la educación y la forma en que los equipos conectan con la comunidad.

“Es importante el trabajo en conjunto, la reflexión que viene posteriormente y sobre todo, la aplicación práctica que esto va a tener en el trabajo de los participantes”, aseveró Pellicer sobre la propuesta de RED LAB, añadiendo que “no hay que olvidar que todo lo que estamos haciendo es por los estudiantes, para mejorar la vida de cada uno de ellos y ellas. Es necesario, además, el apoyo mutuo, porque una persona sola, una escuela sola, una zona sola no podrán formular cambios. Hay muchas personas que están en los mismos procesos, que pueden proporcionar soluciones que ya se están llevando a cabo en otro lugares y están ayudando a las escuelas a hacer las cosas distintas en entornos difíciles”.

Herramientas para el cambio

El trabajo de los equipos directivos y de sostenedores, comenzó con la reflexión respecto de su desafío, profundizando en las claves que requieren activar para la mejora educativa. Gracias a este proceso, las personas de los equipos escogieron los talleres que se ajustaban al desafío planteado, oferta formativa que incluyó: acompañamiento pedagógico, participación, redes y colaboración, metodologías del siglo XXI, gestión del cambio, y uso de evidencia en educación para la toma de decisiones.

Esta entrega de herramientas concretas fue bienvenida por las y los participantes, como el jefe técnico del DAEM de la comuna de Malloa, Leonardo Tapia, quien señala que “el RED LAB me parece una experiencia muy positiva, productiva y desafiante respecto a nuestra realidad, sobre cómo nosotros tenemos que compartir todo esto con los equipos directivos de la comuna. Creo que la clave del liderazgo directivo es la colaboración, solos no se puede. Hay que profundizar el trabajo en red”.

Sobre el quehacer de los equipos educativos, la jefa de la unidad técnica pedagógica del Colegio Teresiano de San Francisco de Mostazal, Karina Sartori, y la directora del establecimiento, Alvina Vocar, señalan que “nos inscribimos en RED LAB con el desafío de motivar a nuestros docentes en la aplicación de estrategias innovadoras para el desarrollo de habilidades y llevar a cabo en la sistematización dentro del aula. A nuestros profesores les falta mayor creatividad y atender a las necesidades actuales, porque los cambios son grandes en educación, la diversidad de niños y niñas con los que nos encontramos en el aula también es muy amplia; ahí es donde debemos fortalecer a nuestros docentes para que puedan llegar con estrategias a todos”.

Una experiencia de acompañamiento que continúa durante 4 meses, en los que se hace un seguimiento a los proyectos que los equipos educativos generaron en esta etapa presencial de RED LAB, espacio que los equipos agradecen, especialmente cuando en su labor diaria no encuentran el apoyo para lograr guiar de mejor manera a las y los docentes. Así lo confirma la jefa de la unidad técnica pedagógica de la Escuela Zúñiga de la comuna de San Vicente de Tagua Tagua, señalando que “el proceso de acompañamiento de RED LAB es súper importante, porque así como nosotros en la sala de clases hacemos retroalimentación a los niños para ir mejorando, creo que para nosotros también es necesario. No somos expertos, tenemos que mejorar. La educación es un proceso activo, todo el tiempo tenemos que ir aprendiendo, tenemos que ir mejorando para ofrecer mejores oportunidades a los niños y niñas”.

A través de la plataforma digital y colaborativa de RED LAB, los equipos educativos continúan este proceso formativo en el que buscan contar con mejores recursos para hacer su trabajo cotidiano, haciéndolo más efectivo, colaborativo y pertinente a los procesos de mejoramiento que se impulsan en la Región de O’Higgins.