Fundación Chile

Energía marina: Mediciones en la Isla Juan Fernández

Publicado: 11 mayo, 2015 Categorías: ,

Los estudios apuntan al potencial de la energía de las olas en el sector insular, analizando la posibilidad de implementar generación undimotriz a través de dispositivos mecánicos en sectores costeros del país.

El sector de la energía en Chile enfrenta hoy un gran desafío al tener que asociar diversas variables tales como ERNC, seguridad energética, estabilización de precios, eficiencia energética y participación ciudadana. Con el objetivo de iniciar los primeros pasos hacia la generación de energía undimotriz en el país, Fundación Chile se encuentra realizando estudios en la isla Juan Fernández conjuntamente con el Instituto Nacional de Hidráulica, REDE, Con Potencial, I2D, Technik, Bentos, Directemar de la Armada, Municipalidad de Juan Fernández y Carnegie.

En los sectores insulares  el costo de generación del diésel en promedio es un 27% mayor que en el continente, en tanto que en Juan Fernández cerca de un tercio del presupuesto municipal se destina a la compra y transporte del combustible. En consecuencia, la energía undimotriz tiene mayores posibilidades de competir frente al diésel en dichos sectores insulares. En este contexto, Fundación Chile lidera el proyecto FIC “Estrategia energética para el desarrollo de la energía marina en comunidades costeras e insulares de la Región de Valparaíso”, que espera realizar un levantamiento de información y mediciones en la isla Juan Fernández.

La energía undimotriz tiene mayores posibilidades de competir frente al diésel en este sector insular. El proyecto FIC “Estrategia energética para el desarrollo de la energía marina en comunidades costeras e insulares en la Región de Valparaíso” espera realizar un levantamiento de información y mediciones.

La jefa de proyecto de Sustentabilidad de Fundación Chile, Carolina Cuevas, explicó  que “medir el potencial de generación de energía marina undimotriz permitirá apreciar las posibilidades de un desarrollo tecnológico con esta energía no convencional. La ventaja es que las condiciones de oleajes son previsibles, lo que asegura una mayor eficiencia. Aunque todavía hay mucho por estudiar, desarrollar e implementar,  el escenario es positivo para este proyecto”.

En la actualidad, Fundación Chile junto a las empresas participantes se encuentran realizando mediciones batimétricas, es decir, estudios de la morfología del fondo marino. El objetivo es encontrar el lugar más apropiado para instalar boyas telemétricas, instrumentos que recopilarán información en profundidad para definir las tecnologías adecuadas a implementar, y el sitio exacto donde será viable instalar una central de generación undimotriz.

Paralelamente, Fundación Chile es parte del recién formado Centro de Excelencia de Energía Marina, a través del cual se investigarán temas de desalinización a partir de este tipo de energía. Según Carolina Ciuevas, “la generación de agua dulce y energía limpia hace muy atractiva la tecnología en exploración. Aunque en un principio es cara,  al igual que la energía solar, consideramos que  debe existir un acuerdo entre los desarrolladores de tecnologías para definir cuál es la más apropiada de acuerdo a las características del lugar de instalación y aplicación”.

Acuerdo Fundación Chile y Carnegie

En la bolsa de comercio de Perth, Australia, se anunció en abril 2015 el acuerdo de colaboración entre la empresa de energía marina Carnegie y Fundación Chile para desarrollar el proyecto FIC junto al resto de los asociados: Con potencial, Rede, I2D Technick, Instituto Nacional de Hidráulica, Directemar de la Armada de Chile, Bentos e Ilustre Municipalidad de Juan Fernández, entre otros.

La empresa australiana Carnegie desarrolló uno de los prototipos mejor evaluados a nivel mundial en energía undimotriz, siendo hoy uno de los socios del proyecto que realiza las mediciones en Chile para ver la factibilidad de implementar su tecnología. Esta se basa en un dispositivo llamado “Ceto”, que va sumergido en el mar y tiene capacidades para generar energía o desalinizar agua de mar.

Este proyecto es financiado por el Fondo Innovación a la Competitividad del Gobierno Regional de Valparaíso.