Fundación Chile

Metodología combina el arte y la comprensión de lectura para mejorar la educación de los estudiantes

Publicado: 22 diciembre, 2016 Categorías: ,

Pre-textos es el nombre de esta nueva forma de enseñar y aprender, que se centra en la comprensión de textos complejos por parte de los estudiantes a través de interpretación artística como la pintura, el baile o el teatro.

Andrés Arancibia, profesor de historia del Colegio Roberto Matta de Quillota, no lograba que sus estudiantes se motivaran con aprender sobre la asignatura. Su caso no era el único. Para el equipo directivo y docente era una preocupación que las diversas prácticas docentes de esta escuela básica de niñas tuvieran un bajo impacto en los resultados de aprendizaje.

Como parte de la solución, la escuela reformuló su PEI y lo orientó hacia el arte. A partir esto, la directora y la jefa de UTP del colegio, decidieron aplicar la metodología “Pre-Textos” que conocieron a través de la iniciativa Red-Lab Sur de Fundación Chile, instancia que acercó nuevas metodologías nacionales e internacionales a más de 100 escuelas de todo el país. El profesor Arancibia sería el primero en aplicar la metodología con sus estudiantes más apáticas.

Pre-textos como pretexto

Pre-textos es una metodología desarrollada por Doris Sommer, académica de la Univesidad de Harvard en Estados Unidos. Su objetivo es trabajar la comprensión de lectura incluyendo al arte en el proceso educativo para promover, al mismo tiempo, la creatividad, el respeto al otro, y favorecer la inclusión social. Los estudiantes realizan preguntas sobre un texto y muestran a sus compañeros las respuestas que encontraron a través del arte.

Se trabaja en modelo taller que puede durar varias semanas. Se puede, por ejemplo, trabajar textos clásicos con vocabulario difícil como “pretexto” para improvisar tramas alternativas, reubicar personajes, cambiar registro de habla, entre otros. La idea es apropiarse de la lectura y crear a partir de ella a través de diversas manifestaciones artísticas, como teatro, danza, pintura, música, exposiciones, etc.

Luego del trabajo con Pre-textos, se espera que los estudiantes puedan leer más, mejoren su interpretación y comiencen a leer material difícil con mayor gusto. Además, amplían sus capacidades por el trabajo con diversas artes y, por el proceso de reflexión e interpretación del trabajo artístico, se trabaja el respeto entre los compañeros lo que baja los índices de bullying.

Resultados

En el caso del profesor Arancibia, aplicó esta metodología para que sus estudiantes aprendieran sobre la revolución francesa. Leyeron un poco sobre el tema y la imaginación hizo el resto del trabajo. Las niñas tomaron a María Antonieta como personaje e investigaron sobre la costumbre de la sociedad y su cultura.

Aunque no fue fácil aplicar Pre-texto al principio, porque el profesor no tenía suficiente práctica y las estudiantes tampoco estaban acostumbradas, el cambio de actitud de parte de las alumnas fue evidente: en los recreos se acercaban a su profesor para preguntarle dónde podían obtener más información sobre los temas de la clase. “Había un interés real por la actividad que se estaba haciendo, no como en una clase normal que uno le manda una tarea y después al otro día llega el cuaderno en blanco, porque la estudiante ni siquiera se acordó”, destaca el profesor.

Fuente:

Fundación Chile, (2016). “Red-Lab Sur: innovaciones educativas que conectan”. Santiago, Chile (http://www.fch.cl/wp-content/uploads/2016/06/Libro-Red-Lab-Sur.pdf).