¿Por qué Chile debe impulsar la producción y el consumo sustentable?

Publicado: 23 mayo, 2018
Sustentabilidad

Por Andrea Cino, Jefe de Producción y Consumo Sustentable de Fundación Chile

La Agenda 2030 de las Naciones Unidas se creó para movilizar al sector público, privado y civil a tomar medidas que aseguren un estado de desarrollo sostenible al año 2030. Hoy, a nivel mundial, este es el marco de referencia al cual se están alineando tanto el sector público como privado en temas de sustentabilidad. Dentro de esta agenda cobra cada vez más importancia el ODS 12  (Objetivo de Desarrollo Sostenible) de Consumo y Producción Responsable que busca hacer frente a los impactos ambientales y sociales asociados a la producción, fomentando el uso sustentable de los recursos y la mejora de condiciones y derechos laborales.

Hay dos tipos de impactos, los globales, donde se genera el impacto en un lugar y se perciben los efectos a nivel global y los locales, donde percibimos el efecto en el mismo lugar donde producimos el impacto. Chile, siendo un país con relativamente baja población, tiene una contribución baja a impactos globales como las emisiones de Gases de Efecto Invernadero, tiene un desafío grande con respecto a sus impactos locales.

En primera instancia, está la contaminación del aire por material particulado, según BreatheLife, una iniciativa liderada por ONU Medio Ambiente, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Climate & Clean Air Coalition, Santiago tiene 2,9 veces el nivel seguro de PM2,5, en términos de salud, estimado por la OMS y Coyhaique 6,4 veces el nivel seguro. En consecuencia, en Chile hay 6.503 muertes anuales a causa de contaminación del aire.

Por otro lado, está dentro de los 30 países con mayor riesgo hídrico a 2025 con un déficit de agua actual de 82,6m3/s el cual aumentará a 149m3/s a 2025. El mayor uso de agua se da en el sector agrícola, con una huella azul de 186,84m3/s que equivale al 87% de la huella azul total del país, según la Radiografía del Agua de Escenarios Hídricos 2030.

Estos son solo algunos ejemplos de por qué es importante para Chile sumarse a la tendencia internacional de consumo y producción sustentable, lo cual tendrá un efecto tanto global como local de gran relevancia.

Para promover patrones de consumo y producción sustentables, en primer lugar, se deben coordinar y alinear los intereses de los distintos tipos de actores, incluyendo, empresas, consumidores, reguladores, entre otros. En segundo lugar, se deben abordar grandes asimetrías de información que hoy existen con respecto a las formas de producción y consumo y los impactos asociados.

Es una tarea difícil, y en este contexto, Fundación Chile decide formar parte en un rol de ente articulador, con experiencia en la coordinación de distintos actores y manejo de intereses para construir un objetivo común, que en este caso, es el desarrollo sustentable. Además, Fundación Chile también tiene el expertise técnico para apoyar la validación de información transparentada con respecto a los impactos y atributos asociados a la producción y el consumo.

Apuntamos a que la generación de información confiable puede incentivar la toma de decisiones de los distintos actores para movilizar la transición a un consumo y producción más sustentable.