Fundación Chile

Revisa las 5 propuestas de la nueva Estrategia Nacional de Innovación

Publicado: 18 Mayo, 2017 Categorías: ,

Estas orientaciones estratégicas buscan que el país transite hacia “un nuevo pacto por un desarrollo dinámico, inclusivo y sostenible” donde la Ciencia, Tecnología e Innovación sean el factor determinante..

Este jueves, y en presencia de la Presidenta de la República, Michelle Bachelet , el Consejo Nacional de Innovación para el Desarrollo (CNID), entregó sus lineamientos estratégicos para el fomento de la innovación de cara a la agenda 2030.

El documento consigna que las propuestas son “una invitación a un gran pacto que permita que –en diversos espacios y de manera transversal– la Ciencia Tecnología e Innovación (CTI) contribuya a los desafíos y oportunidades que en este mundo en transición se abren para Chile”.

Para la mandataria, “estas propuestas están basadas en la voluntad y el coraje de hacer las pregunta correctas que debemos plantearnos explícitamente para no desperdiciar oportunidades críticas. Lo que logremos en materia de ciencia y tecnología e innovación depende de cuánto estemos dispuestos a cambiar, sacrificar e invertir en esfuerzos y recursos”.

¿Cuáles son las propuestas? Aquí puedes ver un resumen de las cinco.

1. Retos nacionales para el desarrollo. Concordar un procedimiento que –incorporando las preocupaciones de las personas– permita seleccionar grandes desafíos país donde la CTI pueda hacer una contribución relevante con un horizonte de al menos diez años.

“Proponemos un cambio de paradigma: seleccionar propósitos nacionales, no por sectores. Así, además de superar la vieja discusión de selectividad con la que hemos convivido, podemos conectar y mostrar el aporte de la CTI a las preocupaciones que nos importan a todos y todas, muchas veces conectando las dimensiones de lo económico, social y ambiental en desafíos que efectivamente son transversales”.

2. Juntas de inversión empresarial para I+D+i sectorial. Establecer una contribución obligatoria para realizar I+D+i en torno a los desafíos colectivos de un sector económico, bajo la conducción y administración de las empresas del sector organizadas para esto.

Proponemos establecer un mecanismo que facilite la realización de iniciativas colectivas sectoriales de I+D+i. Dicho mecanismo consiste en una contribución de un porcentaje de las ventas para todas las empresas con facturaciones superiores a 100.000 UF, cuya recaudación sea devuelta a las empresas para que se destine a desarrollar programas de I+D+i de beneficio sectorial colectivo, bajo la conducción de una junta representativa de todas las firmas del sector”.

3. Un porcentaje del gasto total de cada ministerio para financiar I+D+I: CTI para un Estado que comprende y se anticipa. Destinar un porcentaje del gasto total de cada ministerio para el financiamiento de la I+D+i, que responda a desafíos de largo plazo y temas de relevancia pública, concordados transversalmente.

Apostamos a que los ministerios puedan potenciar el desarrollo de actividades de I+D, que generen nuevo conocimiento e innovaciones en temas de relevancia pública que van más allá de la coyuntura y de las urgencias a las que se ven obligados de atender, permitiendo que como país nos anticipemos a los efectos de olas de cambio tecnológico y de fenómenos emergentes”.

4. Banda ancha y Estado digital desde Visviri a Cabo de Hornos. Como una condición para despegar se plantea promover una amplia digitalización de los servicios que realiza el Estado, de forma que se generen condiciones de infraestructura digital que permita el intenso despliegue de las redes y su aprovechamiento por parte de las pymes y ciudadanía.

Proponemos implementar un ambicioso programa que opere simultáneamente en dos frentes. Por una parte –y como foco fundamental– generar las condiciones para incrementar el uso de Internet con impacto en mejoras de productividad y de eficiencia tanto en el ámbito público como privado. Por otra, subsanar problemas administrativos y de coordinación que elevan los costos de inversión y de operación de las redes”.

5. Ciencia, tecnología e innovación en el corazón de las escuelas. Llevar en 5 años la CTI a todas las escuelas y liceos públicos de Chile, a través de espacios de encuentro y codiseño entre los mundos de las ciencias y la educación.

Proponemos cubrir en un plazo de cinco años a todos los liceos y escuelas públicas, con una inversión cercana a $70 mil millones al año en régimen, perfectamente abordable con recursos disponibles en las diversas instituciones participantes, junto a aquellos movilizados por la reforma educacional”.

Descarga el documento completo aquí.