Siete maneras en que el Aprendizaje Basado en Proyecto impacta a tus estudiantes

Publicado: 20 septiembre, 2016
Educación

El Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP) es una forma de enseñanza y aprendizaje en el que los estudiantes adquieren conocimientos y habilidades al responder una pregunta, problema o desafío a través de una investigación y posterior desarrollo de un proyecto durante un tiempo prolongado.

Fundación Chile está promoviendo esta metodología pues el impacto que tiene en los estudiantes es amplio. El ABP permite que los estudiantes desarrollen habilidades socioemocionales tales como la autoconfianza, autonomía y colaboración con sus pares, capacidades esenciales para enfrentar los desafíos del siglo XXI. A continuación, presentamos siete formas en que el ABP impacta a los estudiantes en distintos niveles. Ésto según la experiencia recogida de las escuelas que participaron en la experiencia de Red-Lab Sur y aplicaron ABP en sus salas de clases.

  • Enriquece la comprensión

El ABP es un fenómeno que debe incluir a más de una asignatura si se pretende alcanzar un alto nivel de impacto en los estudiantes. El hecho que integre diversas áreas, enriquece la comprensión del contenido ya que le da diferentes miradas y aproximaciones a un mismo fenómeno.

  • Potencia la indagación, la creación individual y colaborativa

Uno de los primeros pasos para que los estudiantes trabajen usando esta metodología, es la investigación en torno a la pregunta general del proyecto. Los datos que recolecte el estudiante tendrá que situarlos de manera individual y colaborativa en el contexto del problema que trabaja.

  • Proporciona las competencias para acceder, analizar e interpretar información disponible

El proceso de investigación es vital para el Aprendizaje Basado en Proyectos. Hoy los estudiantes están muy expuestos a mucha información, por lo que el desafío está en que aprendan a reconocer qué información es la que necesitan y cuál no. El ABP es una tremenda oportunidad para que desarrollen esas habilidades.

  • Estimula la autonomía y la profundidad de los aprendizajes

En esta forma de aprender los estudiantes son los que se convierten en responsables de gestionar y tomar el control de su aprendizaje, lo que lleva a un mejor entendimiento del contenido y un mayor desarrollo de habilidades.

  • Favorece una experiencia escolar integrada

La metodología se sitúa como una experiencia integrada ya que no sólo se trata de resolver una gran pregunta, sino que los estudiantes deben trabajar colaborativamente y, sobre todo, vincularse con su entorno para obtener resultados óptimos.

  • Contribuye a la construcción de la propia identidad

El Aprendizaje Basado en Proyecto intenta resolver una gran pregunta que esté conectada con su entorno. Por esto, se hace necesario que el estudiante se conecta con la comunidad. Existe también una estimulación a la comprensión de sí mismo y del mundo en que vive.

  • Desarrolla la inventiva, la crítica, la planificación, la toma de decisiones y la comunicación interpersonal

El ABP es un proceso educativo tan complejo que desarrolla al estudiante en varias dimensiones. Potencia su creatividad, aprende cómo plantear de un proyecto, decidir sobre cómo ejecutarlo, evaluarlo, relacionarse con el equipo con que está desarrollándolo, vinculares con la comunidad en que está inmerso, entre otras cosas.

Descarga una útil infografía aquí