Temuco y Caldera: Potencian su desarrollo mediante energía renovables no convencionales

Publicado: 13 julio, 2015
Sustentabilidad

Con el objetivo de mejorar la seguridad energética, el involucramiento de la ciudadanía, la estabilidad de los costos de energía y el uso responsable de los recursos en las localidades de Temuco y Caldera, Fundación Chile presenta las Estrategias Energéticas Locales (EEL). La herramienta permite la elaboración de un diagnóstico inicial, donde se analizan los consumos de energía de la comuna y el potencial de aprovechamiento de ERNC, identificando las necesidades y los beneficios que ofrecen las energías limpias.

Con este levantamiento de información, la autoridad local propone metas respecto del uso de ERNC y del ahorro energético. A partir del análisis y las metas trazadas, en conjunto con la comunidad y actores del sector privado, se establecen proyectos que logren alcanzar estos objetivos y de este modo realizar iniciativas energéticas que van de acuerdo a la necesidad de cada ciudad o comuna, promoviendo una temprana participación de las comunidades.

Por ejemplo, en Caldera durante el año 2014 el consumo total de energía fue de 37.698 MWh, lo que equivale a 15 veces el consumo de electricidad anual de la Zofri en Iquique. El sector industrial consumió un 45% de energía, seguido por el residencial con un 31%. Lo siguen el sector comercial y alumbrado público con 13% y 8% respectivamente.  En este contexto, la municipalidad de Caldera en conjunto con Fundación Chile trabajan en la fase de diagnóstico inicial para el impulso de las EEL, con el objetivo de apoyar el desarrollo de las principales actividades económicas de la zona como la pesca,  la acuicultura, turismo y la actividad portuaria, aprovechando la gran ventaja de la energía solar.

La metodología de las EEL permite la elaboración de un diagnóstico inicial, donde se analizan los consumos de energía de la comuna y el potencial de aprovechamiento de ERNC, identificando las necesidades y los beneficios que ofrecen las energías limpias.

En Temuco, donde FCh está trabajando en conjunto con la consultora Ernst Basler + Partner, los temas más importantes de abordar son la eficiencia energética y el consumo de leña, principalmente en invierno debido a los sistemas de calefacción en base a esta fuente. A diferencia con Caldera el 45% del uso de energía es consumido por el sector residencial y el 36% corresponde al consumo comercial. Por su parte, el sector industrial contempla sólo el 10%, demostrando que las ciudades cuentan con escenarios energéticos muy distintos y las EEL deben estar basadas a sus realidades y necesidades.

El jefe de proyecto de Políticas y Estrategias Energéticas de Fundación Chile, Fernando Coz, señaló que “en Caldera estimamos que existe un importante potencial solar, por tanto, se está evaluando la instalación de sistemas solares fotovoltaicos y térmicos en la comuna, con el fin de fomentar el autoconsumo energético en esta localidad nortina. Por otra parte, se encuentra Temuco con un alto potencial de biomasa y energía eólica, donde además es necesario trabajar en mejorar la aislación térmica de las viviendas y promover el uso de leña seca, dado que la leña es culpable de la contaminación del aire de la zona”.

En este sentido, la institución privada sin fines de lucro ha enfocado sus esfuerzos en conocer a los actores locales, realizar el levantamiento de los consumos energéticos, y  la estimación del potencial de utilización de los recursos energéticos locales.

“En regiones ven en la energía una oportunidad de diversificarse, generar nuevas fuentes de ingreso y puestos de trabajo y de transformarse en líderes a nivel nacional. Por ejemplo, a través de temas como la generación distribuida, la comunidad ha visto que tiene opciones reales de involucrase en el tema energético”, enfatizó el jefe de proyecto de Sustentabilidad de Fundación Chile, Fernando Coz.