Uso de energía renovable para impulsar la agricultura en Isla de Pascua.

Publicado: 28 febrero, 2014
Sustentabilidad

El sector agrícola en Isla de Pascua ha experimentado un aumento importante en la variación de sus productos a cultivar, esto por la explosiva migración de Chile continental a la isla y su respectiva demanda.

Antiguamente en la isla, se producían básicamente tubérculos como papa, camote, mandioca y taro, además de sandía, zapallo, piña; todas las plantas que necesitan un mínimo de agua para su desarrollo. Agua que obtenían de la lluvia.

Con el desarrollo turístico, vino también un incremento del sector agrícola y los isleños quisieron producir también frutas y verduras demandadas por la población, pero que exigen una gran cantidad de agua en su proceso de crecimiento. Es por eso, que los agricultores locales han basado su actividad cultivando en secano, confiando en que la lluvia regará de manera efectiva un gran porcentaje de sus producciones. Sin embargo, esto funciona óptimamente sólo los 6 meses al año de eventual lluvia (mayo a octubre). El resto del año deben regar con agua potable, lo que les significa destinar gran cantidad de dinero en este ítem, encareciendo la producción y estancando el desarrollo agrícola de la isla.

Frente a este contexto, es que el Gobierno Regional de Valparaíso junto a Fundación Chile y el apoyo del Consejo Nacional de Producción Limpia (CPL); desarrollarán el proyecto “Innovativa tecnología de nanofiltración con energía solar para el acondicionamiento de agua, destinada a potenciar la actividad agrícola de Isla de Pascua”, basado en el uso de membranas y sistemas fotovoltaicos.

Nuestra fundación, ha desarrollado prototipos pilotos que han permitido estudiar el comportamiento de un sistema de membranas en conjunto con un sistema solar fotovoltaico, para el acondicionamiento de agua para riego. En dicho marco, este proyecto tiene como objetivo desarrollar una tecnología innovadora de membranas de nanofiltración, utilizando el mismo concepto de incorporación de energía solar, para la producción de agua de riego a partir de agua de mar. Esto permitirá gestionar la demanda de este recurso para el correcto desarrollo de la agricultura en la isla, adaptando la tecnología a las condiciones climáticas y de operación propias de ésta.

El foco de este desarrollo es la eficiencia energética y el uso de energía solar. Así, este proyecto contempla un proceso de producción de agua de riego, usando tecnologías de separación de membranas de bajo consumo energético, simple en su construcción y operación.

De esta manera, el proyecto pretende desarrollar, con el apoyo de actores relevantes del sector en la isla, como el Consejo de Producción Limpia, y agricultores locales, una nueva solución tecnológica que permita impulsar la actividad agrícola, generando sostenibilidad de la matriz energética (energías renovables) y gestionando los recursos disponibles para su uso en actividades productivas agrícolas de mayor valor agregado.

Entre el 24 y 30 de enero, nuestra fundación presentó el proyecto a las autoridades y actores relevantes de la Isla, dando inicio a la primera etapa de levantamiento de información base, que permitirá establecer con claridad las condiciones y requerimientos técnicos que deberán considerarse para las etapas posteriores del proyecto.