100 becarios paraguayos cursan el último taller del plan de fortalecimiento directivo en la Fundación Chile

Publicado: 14 diciembre, 2018
Educación

Tras casi tres meses desde su llegada a Chile para participar del Plan de Fortalecimiento Directivo – Paraguay, desarrollado por la Pontificia Universidad de Chile en colaboración con la Fundación Chile, el primer grupo de becarios del programa Becal ponen fin a su etapa de aprendizaje que se realizó por primera vez en territorio nacional para dar paso a los próximos 100 beneficiados.

En Fundación Chile se realizó el último taller del programa en gestión de la innovación educativa que 100 directivos de Paraguay cursaron en Chile por cerca de tres meses. Los beneficiados por el Programa Nacional de Becas de Posgrado en el Exterior “Don Carlos Antonio López” (Becal), financiado por el Gobierno de Paraguay, llegaron al país en octubre pasado para aprender nuevas herramientas que les ayuden a transformar la educación paraguaya para alcanzar estándares internacionales.

“Esto ha sido maravilloso, llevo a mi escuela ideas muy interesantes. Conocer la forma en que trabajan la educación en Chile ha sido una buena experiencia ya que podemos sacar muchos tips, muchas ideas innovadoras para apoyar la transformación del sistema educativo paraguayo”, relató Victoria Bobadilla, directora de la Escuela República de Cristo del departamento de Itapúa.

La jornada comenzó en el auditorio de la Fundación Chile con el taller “Cierre de diseño de proyecto”, a través del cual los directivos de la nación guaraní están poniendo fin a su etapa de aprendizaje en territorio nacional. Las encargadas de dictar este último módulo son Francisca Petrovich y Cristina Aziz del Centro de Desarrollo Humano de la Fundación Chile, quienes fueron apoyadas por la consultora Nora Betancourt.

El objetivo de este taller es que los becarios sean capaces de diseñar un proyecto de mejora educativa que, al regresar Paraguay, puedan ejecutar en sus escuelas ubicadas en distintas localidades del país. Este módulo se configura como la actividad cúlmine del plan de formación que ha desarrollado la Pontificia Universidad Católica de Chile en colaboración con la Fundación Chile y que busca hacer crecer la educación del continente de manera conjunta y participativa.

“Estos docentes Paraguayos van a llevar mucha experiencia, mucho aprendizaje y herramientas que pueden llevar a la práctica en sus escuelas. Son conocimientos concretos que los van a poder aplicar en un plan de trabajo que es factible de implementar en el contexto de su país con una coherencia que les permita perpetuar lo aprendido de aquí a todo lo que hagan por delante”, comentó Cristina Aziz.

La actividad culminó con un almuerzo de camaradería, en las instalaciones de Fundación Chile, que contó con la presencia de la embajadora de Paraguay, Nimia Oviedo de Torales, quien asistió para saludar y felicitar a sus compatriotas por participar de este programa que les permitirá mejorar la formación, no sólo paraguaya, sino también de Latinoamérica. “El Gobierno de Paraguay está abocado en la reactivación e innovación de la educación y qué mejor que lleguen estos directivos de todo el territorio paraguayo para recibir toda la experiencia que un país como Chile puede entregarles, ya que nosotros lo tenemos como un referente muy importante en esta materia”, señaló la Embajadora.

Además, participó Ernesto Treviño, director académico del Centre UC, Felipe Salazar, director Ejecutivo de mismo centro, Hernán Araneda; Director del Centro de Desarrollo Humano de Fundación Chile y Rafael Carrasco, sub-director estratégico de la línea de educación del área. “Este programa es un ejemplo muy destacado de colaboración entre países de la misma región. Es muy notable el esfuerzo que está haciendo el Gobierno paraguayo, porque demuestra su convicción en que la mejor manera de mejorar capacidades es con un entrenamiento de inmersión como el que vivieron acá, donde recibieron aprendizajes basados en la práctica de la innovación”, agregó Hernán Araneda. La finalización de este plan de formación, que duró nueve semanas, marca un precedente para el segundo grupo de beneficiados Paraguayos que llegará a Chile en abril de 2019 para cursar el mismo programa.