Fundación Chile

Conectando los desafíos de alta complejidad de la minería

Conectando los desafíos de alta complejidad de la minería

Publicado: 5 septiembre, 2017 Categorías:

El director del Programa de Innovación Abierta en Minería, Expande, analiza el actual escenario de la industria minera y cómo la innovación abierta juega un rol estratégico en su desarrollo y, en especial, para el surgimiento de proveedores locales  de alto estándar.

Por Enrique Molina, Director del Programa de Innovación Abierta en Minería, Expande.

Históricamente la minería ha tenido un rol importante para el desarrollo económico de nuestro país, qué duda cabe de eso. El  30% de la producción mundial proviene de los yacimientos ubicados en nuestro territorio, donde también se encuentra el  30% de las reservas mundiales. En los últimos años, el 20% de los ingresos fiscales provienen de la minería, la cual representa el 13% del Producto Interno Bruto y concentra el 11% del empleo.

Sin embargo, el sector ha perdido competitividad como consecuencia del deterioro de la calidad física y química de las reservas minera; como también a raíz de los vaivenes en el precio del cobre, generando una contracción de inversiones de capital en la industria.

Si miramos el futuro, no se prevé un escenario donde se exploten yacimientos de mejores características geomineras metalúrgicas. Estimaciones recientes indican un nivel de inversión potencial para el próximo decenio (2017-2026) del orden de  60 mil millones de dólares, donde una parte importante de estos proyectos se materializan en yacimientos actualmente en explotación (brownfield) lo que significa explotar y procesar minerales con todas las complejidades ya comentadas y donde el uso del agua de mar se hace intensivo llegando a triplicar los actuales 3,4 m3/hr.  

Lo anterior viene a confirmar lo que la Hoja de Ruta de la minería señaló el año 2015. Si bien Chile posee yacimientos  de clase mundial, mantener su liderazgo en términos de participación y competitividad internacional requiere de nuevas formas y tecnologías para explotar los yacimientos futuros donde la “Innovación Abierta” juega un rol estratégico para su desarrollo y, en especial, para el surgimiento de proveedores locales  de alto estándar.  

En este sentido, el Programa de Innovación Abierta en Minería, Expande, busca a través de un modelo colaborativo público-privado, impulsar el desarrollo de soluciones de alto potencial provenientes de empresas de base tecnológica y conectarlas con los desafíos de alta complejidad que enfrenta la minería de hoy y del mañana.

Expande que inicia sus actividades a principio de este año,  ha incorporado el aporte de otros proyectos de innovación abierta que fueron precursores de la actual iniciativa, específicamente, las experiencias recogidas desde el Programa Proveedores Clase Mundial (impulsados por BHP y Codelco); el proyecto ejecutado en el contexto del convenio con el Ministerio de Minería -FCh​ durante el período 2014 – 2017​, y la iniciativa diseñada por FCh y apoyada por el Banco Interamericano de Desarrollo, a través del Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN)​ que se inició el 2015.

Actualmente está articulado  por Fundación Chile, cuenta con el apoyo de Corfo y la participación de Antofagasta Minerals, BHP y Codelco. Además es desarrollado con aportes del  Fondo de Inversión Estratégica (FIE), Ministerio de Economía, Fomento y Turismo,  Ministerio de Minería, BID-FOMIN.

Su visión de largo plazo quedó definida​ en el contexto de la ejecución del Roadmap Tecnológico de la Minería ​2015-2035 coordinado por Fundación Chile, en e​l Programa Nacional de Minería Alta Ley y busca transformarse en un pilar fundamental para el desarrollo de proveedores de tecnologías desde y hacia la industria.​

Experiencias recientes en el Programa de Proveedores de Clase Mundial (PPCM) dan cuenta del importante rol que juega la innovación abierta en minería, donde la colaboración y una mirada sistémica entre los distintos actores del ecosistema resultan determinantes para el desarrollo de una industria más productiva y competitiva.

Es el caso de empresas como Tesra, quien desarrolló un trabajo colaborativo con Minera Spence que resultó en el desarrollo de un sistema integrado de armado y desarme de pilas de lixiviación y que actualmente ha sido escalado a otras mineras chilenas con la asesoría del Programa de Innovación Abierta en Minería.

También destacan los casos de Gesecology que desarrolló una tecnología que integra y correlaciona información geotécnica y geológica a partir de modelos matemáticos para generar alarmas ultra tempranas de posibles deformaciones. De esta manera, dio el primer paso hacia la creación de lo que hoy es conocido como sistema de integración y correlación de información geotécnica “GeoAlert”.

Bajo este escenario, la necesidad de aumentar el encadenamiento productivo entre los actores del ecosistema y abrir espacios a soluciones de base tecnológica de alto impacto es primordial para el desarrollo del sector.

Hoy la minería es un sector clave y estratégico, pero si queremos mantener su competitividad y liderazgo debemos dar un salto cualitativo. Esto significa desarrollar el ecosistema en su conjunto, expandir sus capacidades y potencial, para que la minería sea un amplificador de valor y un referente de innovación para el país y para la minería del mundo.

*Previamente publicado en El Mercurio.