Fundación Chile

Enrique Molina: “en un futuro a largo plazo podríamos hacer minería sin relaves”

Publicado: 25 mayo, 2017 Categorías: ,

El director de innovación en minería de Fundación Chile, puso distintos temas complejos en la palestra y que pueden abordarse a través de las tecnologías.

En el seminario que abordó las tecnologías de la industria minera en Exponor, intervino el director de innovación en minería de Fundación Chile, Enrique Molina, quién abordó los “núcleos traccionantes” del Programa Nacional de Minería Alta Ley.

Espacio de reflexión que sirvió a Molina para dejar planteada una serie de interrogantes difíciles de responder, subrayando con destacador, cursiva y mayúscula, el importante rol que tiene el Roadmap Tecnológico elaborado por Fundación Chile, en buscar soluciones frente a esos desafíos.

¿La minería del futuro es tarea del presente?

Sí, hay que hacer las cosas hoy para tener resultados mañana.

En ese sentido, ¿cómo proyectan la minería de aquí a los próximos años con una visión de largo plazo?

El crecimiento de la industria minera tiene ciclos. Los primeros temas que tenemos que abordar en el corto plazo es generar las confianzas con las comunidades para que así se vaya pavimentando el camino, porque el capital siempre lo vas a conseguir. Cuando hay un buen negocio, el dinero lo obtendrás. Las tecnologías siempre las vamos a desarrollar, pero lo que no podemos desarrollar con dinero ni con tecnología es que la sociedad entienda el rol de la minería y sea capaz de compatibilizar la convivencia entre la operación con las sociedades. Entonces eso es clave y la base para que la minería se proyecte a largo plazo.

Ahora, en el ámbito de la innovación, ¿cómo se puede resolver el desafío de producir más pero con menores leyes de mineral?

Hay ámbitos en toda la cadena productiva. Si tenemos tecnologías para mover más con mayor eficiencia, aparece todo el tema del transporte continuo. Además de mejoras en la eficiencia de los procesos y cambios tecnológicos. Por ejemplo, en vez de seguir moliendo con molinos, tener equipos que sean más productivos. O sea, producir más o lo mismo requiere grandes cambios tecnológicos.

Otro desafío y que representa una constante preocupación para el sector, es que a medida que pasen los años aumentará la producción de relaves en la industria minera.

Ese es un tema complejo. Una forma de abordarlo es que los relaves se depositen en lugares con menos espacios, por ejemplo, lo que está haciendo Antofagasta Minerals, de depositar sus relaves en pastas, significa disminuir los espacios requeridos. Eso es lo directo, pero también hay iniciativas de my largo plazo cuyo foco está puesto en minería sin relaves.

¿Para eso se necesitaría de un cambio estructural?

Así es. De hecho, en el caso de una minería sin relaves, uno ya no sacaría el mineral de la mina, y ahí aparece como opción la lixiviación in situ en donde se lixivia en el lugar. Pero materializar un camino como ése, necesitaríamos unos 20 años de desarrollo porque hay componentes técnicos importantes y tecnologías que abarcan todas las disciplinas de la industria minera: hidrogeología, tronadura, medio ambiental, control de fuga, y al final aparece el problema de la metalurgía.

*Originalmente publicado en El Mercurio de Antofagasta.