Finalizó programa de cooperación chileno-paraguayo para el fortalecimiento directivo en educación

Publicado: 13 mayo, 2019
Desarrollo Humano

En una jornada que da cierre al Programa Plan de Fortalecimiento Directivo-Paraguay, 100 becarios de la nación guaraní finalizaron su formación en el Diplomado de Gestión Educativa y Talleres Prácticos, desarrollado conjuntamente por la Pontificia Universidad Católica de Chile en colaboración con Fundación Chile, en el marco de un proyecto de cooperación chileno-paraguayo para el Fortalecimiento Directivo de Paraguay.

Tras 9 semanas de estudio en Chile y la implementación de un proyecto en tierra paraguaya, los directivos y docentes beneficiados, intercambiaron experiencias pedagógicas e incorporaron nuevas herramientas que buscan transformar la educación paraguaya para alcanzar estándares internacionales.

Los becarios participantes representan a establecimientos educacionales de 19 distritos del Paraguay, culminando el Plan de Fortalecimiento Directivo-Paraguay con 100 proyectos de liderazgo y desempeño directivo, de los cuales el 60% corresponden a mejoramiento de la lecto-escritura; además de otras temáticas como participación activa en el Proyecto Educativo Institucional (PEI), uso de TIC y formación virtual, acompañamiento pedagógico de directivos a docentes, orientación vocacional e inserción laboral, metodologías innovadoras, y deserción escolar, entre otros. Al cierre del programa, dichos proyectos serán puestos en práctica en ambientes educacionales del país.

El proyecto de Fortalecimiento Directivo en Paraguay es una iniciativa de cooperación chileno-paraguaya que busca desarrollar la educación del continente de manera conjunta y participativa, incluyendo el intercambio de experiencia, la entrega de herramientas directivas y de innovación, y la promoción de buenas prácticas en estrategia, planificación, liderazgo y docencia.

El Gobierno de Paraguay cada año beca a directivos de instituciones de todo su territorio para cursar diplomados de especializaciones en el extranjero bajo el Programa Nacional de Becas de Posgrado en el Exterior “Don Carlos Antonio López” (Becal) y en 2018 el país anfitrión seleccionado fue Chile. El programa se desarrolló en 4 módulos teórico-prácticos, dos de ellos en Chile y dos en Paraguay, combinando la metodología de seminario-taller y trabajo de campo, con la finalidad de entregar herramientas pertinentes para que los docentes puedan transferir a sus escuelas.

En opinión de Ernesto Treviño, director del Centro UC para la Transformación Educativa, debemos avanzar hacia una visión educativa que promueva el desarrollo integral de los niños, que va más allá de las habilidades cognitivas básicas como lenguaje y matemáticas , hacia allá apunta el desafío de los estándares internacionales en educación. En ese sentido, añadió, “este trabajo busca dotar de herramientas a directivos para liderar este tipo de transformación, ayudando a sus docentes y conduciendo a su comunidad educativa hacia procesos de mejora continua en la enseñanza, siempre enfocados en mejorar el bienestar de los niños, tanto tanto en términos de aprendizaje como de desarrollo social y emocional”.

Para el especialista, el bienestar integral de los niños es una necesidad muy sentida en Paraguay, ya que existe la firme convicción de mejorar la calidad de la educación, dado que existen indicadores de bajos niveles de logro académico en los estudios internacionales. “La combinación  de la voluntad nacional junto a la evidencia empírica ha permitido trabajar con las autoridades y profesores, apoyándolos en su proceso de transformación educativa”, concluyó.

Finalmente, para Hernán Araneda, gerente de Desarrollo Humano de Fundación Chile, “Esta oportunidad nos ha permitido transferir el enfoque de que la mejora educativa no es posible en forma aislada, sino fomentando el trabajo colaborativo y la construcción de redes entre escuelas y docentes para compartir aprendizajes. Este plan de formación culmina con el desarrollo de proyectos de mejora educativa que los directivos escolares podrán implementar en sus escuelas y territorios, incorporando habilidades como son la creatividad, la comunicación, el pensamiento crítico y la colaboración, claves para fortalecer su liderazgo en la escuela”.