Fundación Chile evalúa iniciativas para fomentar la inserción laboral de jóvenes en Latinoamérica

Publicado: 04 enero, 2018

Uno de cada cinco jóvenes entre 15 y 24 años en América Latina no va a la escuela ni trabaja, según un estudio publicado en 2016 por el Banco Mundial. Esto se traduce en que existen cerca de 20 millones de personas en la región que viven en estas condiciones.

En este escenario, y para abordar las bajas tasas de incorporación al mercado laboral de los jóvenes, el Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN), la Unidad de Mercados Laborales (LMK) del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la International Youth Foundation (IYF), junto a otros actores del mundo privado trabajan desde 2012 en el programa “Nuevos Empleos y Oportunidades” (NEO), con alcance a diez países en latinoamérica.

Esta iniciativa busca cerrar la brecha entre las habilidades de los jóvenes y la demanda por personal calificado por parte de las empresas, poniendo el foco en la calidad y pertinencia de la formación, y en su conexión o vínculo con el sector productivo.

NEO se articula a partir de cuatro componentes; incentivar la formación de alianzas multisectoriales, que definan planes de cambio en sus países; generar y transferir a las alianzas conocimiento para mejorar la calidad de los servicios de empleabilidad para jóvenes (orientación vocacional, intermediación laboral, etc.); movilizar recursos (a nivel nacional) para implementar programas de empleo juvenil con un enfoque sistémico y a escala; y diseñar e implementar un plan de aprendizaje, que genere información y conocimiento sobre la iniciativa NEO.

En este último, Fundación Chile, a través de su área de Capital Humano, se le ha encargado un estudio sobre las estrategias y servicios de orientación vocacional para jóvenes vulnerables, implementados en el marco del programa en países con distintos niveles de avance.

Sus resultados deben traducirse en un modelo que favorezca el aprendizaje para entidades del sector público y privado, y de la sociedad civil, interesadas en formular políticas y diseñar servicios y programas para promover la inserción laboral de jóvenes.

Para llevar a cabo el análisis se escogieron cinco países que se encuentran en distintas etapas de elaboración y/o ejecución de los servicios de orientación vocacional NEO.

A la fecha, se ha levantado información en Panamá, Perú y El Salvador, quedando en proceso de investigación México y Chile.

De acuerdo a Víctor Illanes, director de Agenda Sectorial de Innovum Fundación Chile, “la experiencia que está desarrollando NEO representa una gran oportunidad para levantar información de diferentes realidades a nivel regional y saber cómo se han estado implementado diversos procesos de orientación vocacional, sus adaptaciones y resultados”.

Los avances alcanzados en el desarrollo del proyecto muestran el rol relevante que tiene establecer una oferta de servicios de Orientación Vocacional en el contexto de los desafíos de mejora en el empleo en América Latina. Cada país ha establecido su estrategia, propia de contextos diferentes. Creo que se generará información valiosa para nuestras estrategias de capital humano, así también se posiciona a la Fundación Chile como un actor relevante estas temáticas en el escenario regional”, enfatizó Illanes.

En los próximos meses, y en base a la información recopilada tanto desde fuentes secundarias, como la información otorgada por los actores claves entrevistados, Fundación Chile, elaborará encuestas con el objetivo de abarcar a un público mayor, y así obtener una panorámica general de los resultados en los distintos casos estudiados.