Lanzan programa para instaurar cultura de autocuidado y de convivencia sana en establecimientos educacionales

Publicado: 09 agosto, 2019
Desarrollo Humano

La Asociación Chilena de Seguridad (ACHS), el Ministerio de Educación y Fundación Chile lanzaron el Programa de Formación del Trabajador del Futuro “Segurito va a clases”, que se centra en la promoción y educación de una cultura del autocuidado y prevención de riesgos, desde edades tempranas.

Se trata de un programa piloto, que nace en un contexto nacional donde de acuerdo con cifras de la ACHS, en más del 80% de los accidentes laborales, se ven involucrados comportamientos de riesgo.  Esto pone una alerta sobre una situación que es especialmente compleja de abordar, ya que los comportamientos riesgosos frente a situaciones de peligro son socialmente valorados por su asociación con valentía, coraje o algún otro atributo similar.

De esta forma, se está impactando, en una primera instancia, a más de 1.260 niños, niñas y sus familias, pertenecientes a las escuelas y colegios particular subvencionados: Escuela Santa Victoria Huechuraba; Escuela General Carlos Pratt González; Colegio Providencia; Escuela Fernando Alessandri Rodríguez; Escuela Dr. Luis Calvo Mackenna; Colegio Padre Pedro Arrupe, emplazadas en las comunas de Huechuraba, Quilicura, Santiago Centro y Providencia. La idea es que posteriormente se pueda aplicar a nivel nacional.

La actividad contó con la participación de la diputada Marcela Sabat; del jefe de la División de Educación General del Ministerio de Educación, Raimundo Larraín; el director de Educación de la Municipalidad de Providencia, José Antonio Tapia; Ángel Vargas, Gerente División Operaciones y Servicios de la ACHS y Marcos Kulka, Gerente General de Fundación Chile.

En la oportunidad, Ángel Vargas, destacó que desde la ACHS “queremos instaurar una cultura de autocuidado en los futuros trabajadores de Chile y sus familias, donde los niños desarrollen ciertas capacidades que les permitan identificar los riesgos, gestionar conflictos y ser asertivos al manifestar emociones y al tomar decisiones frente a distintas situaciones”.

“Nuestra aspiración es que el modelo que desarrollaremos y probaremos, inicialmente en seis establecimientos educacionales, sea replicado a gran escala, transformándose en un programa educativo de alcance nacional que nos permita cumplir con nuestro sueño de hacer de Chile el país que mejor cuida a los trabajadores y sus familias”, agregó el gerente División Operaciones y Servicios de la ACHS.

Por su parte, Marcos Kulka, Gerente General de Fundación Chile, enfatizó que “la construcción del Chile del futuro requiere desarrollar en las personas habilidades y capacidades en múltiples dimensiones, entre las cuales se encuentran las habilidades para la vida que se deben transferir desde edad temprana. Nuestro propósito es apoyar el desarrollo de las personas -niños, jóvenes y adultos- impactando en una mejor calidad de vida  y expandiendo su máximo potencial”.

De manera especial, el ejecutivo destacó las metodologías activas que se desarrollaron para la implementación del Programa, las cuales permitirán a los niños y niñas desarrollar el pensamiento crítico, el trabajo colaborativo, la creatividad, el respeto con el otro. “Cada una de las actividades tiene ese componente con un material de gran calidad”, señaló.

Por su parte, Jose Antonio Tapia, Director de Educación de la Municipalidad de Providencia, afirmó que «estamos muy felices que nos hayan considerado en este importante programa. Sabemos que es muy relevante que todos nuestros alumnos aprendan desde niños sobre la cultura del autocuidado y de la prevención de riesgos. Esperamos que esta iniciativa sea exitosa y se pueda replicar en otros colegios».

El Programa cuenta con la participación de las escuelas junto a su comunidad, se articula en torno al Proyecto Educativo Institucional que éstas tienen, entregando una metodología que les permitirá facilitar la implementación de las temáticas de seguridad que les exige la malla curricular, fortaleciendo las competencias de los docentes para que las integren a las aulas a través de su respectivo currículum.

Contempla un apoyo constante a los docentes en el aula, con el objetivo de entregarles retroalimentación para apoyarlos y realizar ajustes toda vez que sea necesario.

El material educativo que se diseñó involucra los cuatro sentidos (audición, visión, tacto y lenguaje) y está asociado al personaje icónico de la Asociación Chilena de Seguridad, Segurito, lo que permite imprimir a ese instrumento una imagen moderna, actual y entretenida. Él es quien traspasa el mensaje de autocuidado a los niños, junto al trabajo guiado que realizarán los docentes, que abordarán en el aula las temáticas relacionadas con la seguridad y el autocuidado. Asimismo, para continuar el aprendizaje en los hogares, la figura de Segurito acompañará a los niños a sus casas, junto con su bitácora de viaje, para guiar a los niños que realicen las actividades con sus familias.

Respecto a los resultados del Programa piloto, se realizará un seguimiento y evaluación de los logros alcanzados, para luego llevar a cabo los ajustes didácticos- pedagógicos y de diseño gráfico necesarios con el fin de privilegiar el aprendizaje de los niños. Además, se desarrollarán conclusiones respecto a las temáticas implementadas, generando así un material digital que se podrá auto implementar en miles de escuelas, con el fin de abarcar a todos los niños del país, y posteriormente se pueda avanzar en otras etapas, pre escolar o de cursos superiores.