¿Por qué es posible soñar desde chile?

Publicado: 21 November, 2016
Corporativo

“A pesar de ser Chile el país más sísmico del mundo, se ha logrado tener la ingeniería más sofisticada del mundo en construcción antisísmica. Hoy en Santiago se encuentra el edificio más alto de toda América Latina”. Así lo afirma Marcos Kulka, gerente general de Fundación Chile.

El mismo continúa con su reflexión: “A pesar de tener el desierto más árido y seco del mundo, tenemos los cielos con mayor cantidad de días despejados y menor contaminación lumínica, que nos permite contar con el mejor lugar del mundo para observar el universo. ¡Tendremos más del 70% de la capacidad de observación astronómica del mundo! Con la mayor radiación solar del mundo seremos capaces de aprovechar la singularidad de nuestro desierto, la cercanía a 1/3 de la demanda, suelos de bajo costo alternativo, cercanía al litio, etc., hacen de Chile el mejor lugar del mundo para el desarrollo de la energía solar a nivel mundial.

Podríamos abastecer de energía a toda América Latina y por qué no, al mundo

Somos un país pequeño, pero cuando hablamos de minería del cobre, somos el principal productor del mundo, con la mayor cantidad de reservas. Producimos tres veces más que China. Tenemos la tremenda posibilidad de desarrollar industrias sofisticadas, basadas en conocimiento a partir del cobre. Robótica inteligencia artificial, internet de las cosas automatización y biotecnología, entre varias más.

Somos uno de los países con mayor penetración en Facebook. En esta nueva era de la economía colaborativa, las nuevas generaciones nos permitirán pensar en grande, ya que la ubicación distante de nuestro país y su pequeña población, se hacen irrelevantes en un mundo global, conectado y dinámico.

Cuando evaluamos estos dos contrastes del mismo país, me recuerda la película donde actúa la bella y talentosa Gwyneth Paltrow “Dos vidas en un instante”. La vida amorosa y profesional de una mujer de Londres puede tomar dos caminos, sin que ella lo sepa dependiendo de si logra tomar un tren o no.

En el caso de nuestro país, hay un sinnúmero de gente, empresas, instituciones que cree en el sueño de un país desarrollado, un país con equidad, un país que marca la pauta en el mundo en muchos ámbitos. Sólo depende de nosotros que esto ocurra. Desde FCh tenemos la suerte de innovar y emprender todos los días proyectos transformadores junto a miles de socios locales e internacionales que están en la misma sintonía.

La sintonía de la empatia, la sintonía que desde Chile sí es posible, la sintonía que entre todos es más fácil, la sintonía de la excelencia la sintonía que la frontera de lo posible sí se puede mover.

En nuestro aniversario número 40 queremos destacar las historias de chilenos que la están rompiendo, que son ejemplos vivos de un país extraordinario, que está llamado a hacer grandes cosas. Nuestra elección es tomar el tren del desarrollo, es creer en nuestros sueños, es una invitación a construir una visión común de un país innovador, emprendedor, que es capaz de marcar la pauta a nivel mundial.

Los invitamos a celebrar juntos, los 40 años de una historia llena de sueños transformadores que se han convertido en realidad gracias a todos los que eligieron subirse al vagón del ¡sí se puede!”.