¿Qué preferir a la hora de consumir productos del mar?

Publicado: 08 febrero, 2019

Los alimentos preventivos más recomendables de consumir, son aquellos que contienen fosfolípidos, glico fosfolípidos n-3, aminoácidos libres, entre otros.

Chile cuenta con una de las costas más extensas del mundo con aproximadamente 4.200 km en línea recta. Esto lo ha hecho merecedor de uno de los ecosistemas marinos más ricos y productivos de la tierra.

De acuerdo al anuario estadístico de pesca 2014 del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura, existe un total de 161 especies en explotación y cultivo: 14 algas, 87 peces, 34 moluscos, 23 crustáceos, dos equinodermos y un tunicado.

Si bien todos presentan una gran cantidad y variedad de elementos funcionales, a la hora de consumir, unos resaltan más que otros.

Según Víctor Hugo Gutiérrez, académico de la Universidad de Chile y asesor científico del Congreso del Futuro, quien ha estado trabajando por encargo del Estado en una investigación sobre el mar de Chile y sus ecosistemas como base potencial de alimentos de función terciaria, los alimentos preventivos más recomendables de consumir, son aquellos que contienen fosfolípidos, glico fosfolípidos n-3, aminoácidos libres, HSP o proteínas de choque térmico, ingredientes quelantes-antioxidantes, colágeno, nucleótidos, histonas, sales minerales y vitaminas, tales como:  ostiones, erizos, choritos y piures en extrema frescura.

Para el también integrante de la Comisión Nacional de Pesca y Acuicultura, estos alimentos cobran aún más importancia para el consumo con miras a los altos porcentajes de  Enfermedades Crónicas No Transmisibles (ECNT) en Chile como vejez prematura, Alzheimer,Parkinson entre otras.

Además agregó que,en el periodo embrionario y debido a la gran velocidad de cambios, si no están presente los sustratos bioestequiometricamente específicos en el momento oportuno, para la formación temprana de nuestro sistema nervioso, no habrá mayor conectividad neuronal e inmunidad inespecífica.

“Si, por el contrario, están presente los elementos básicos y esenciales encontrados principalmente en los alimentos del mar de Chile, habrá un seteo de memoria epigenética para un buen desarrollo futuro de conectividad y plasticidad neuronal, inmunidad inespecífica; así también, ser refractario a contraer ECNT en la edad adulta. Invertir, tan solo estos dos meses de vida, traerá por cierto beneficios en salud, calidad de vida y oportunidades insospechados al ser y al estado”, puntualizó el investigador.

¿Qué estás esperando para disfrutar de la riqueza de nuestro mar y mejorar tu salud?