Reúso: una nueva fuente de agua

Publicado: 17 June, 2015
Sustentabilidad

La foto ilustra un ejemplo de la extrema sequía que vive la provincia de Petorca, Región de Valparaíso

La región de Valparaíso se encuentra en un escenario complejo, dado que enfrenta una de las peores sequías que ha vivido el país. Las cuencas de los ríos Petorca, La Ligua y Aconcagua no sólo han sufrido por la escasez del recurso hídrico, sino que además por su sobre explotación, principalmente por el sector agrícola. En este sentido, Fundación Chile propone fomentar el aprovechamiento de aguas residuales tratadas no utilizadas en la Región de Valparaíso, mediante un modelo de reúso y distribución de aguas que maximice la disponibilidad del vital elemento, impulsando el crecimiento económico regional.

Esta situación de déficit hídrico ha afectado a numerosos agricultores de la zona, que actualmente no tienen agua para riego, lo que ha provocado que se pierdan extensas hectáreas de cultivo. Esto hace necesario incentivar una buena gestión en las cuencas, a través de estudios, proyectos y obras cuyo propósito sea contrarrestar el acelerado incremento de la demanda por el agua y la reducción de su oferta natural, debido a los factores climáticos y a la sobre explotación de las reservas de agua.

El proyecto de FCh evaluará técnica y económicamente un modelo de reúso de aguas residuales tratadas en la V Región que se ajuste a la realidad del territorio y que permita paliar su escasez hídrica

En este escenario, Fundación Chile está trabajando en un diagnóstico del potencial de reúso de aguas residuales tratadas en la Región de Valparaíso.“El proyecto evaluará técnica y económicamente un modelo conceptual de reúso de aguas residuales tratadas en la V Región, que se ajuste a la realidad del territorio y que permita potencialmente paliar la escasez hídrica de la región, con énfasis en las provincias de Petorca, Quillota y Valparaíso”, explicó la líder en Estrategias Hídricas de la Gerencia de Sustentabilidad de Fundación Chile, Claudia Galleguillos.

Actualmente, las aguas residuales tratadas son descargadas a cauces naturales, incrementando su caudal, desde donde son usadas por otros “aguas abajo”, generalmente para riego. Sin embargo, existen descargas directas al mar que hoy no son aprovechadas, lo que significa que existe un importante potencial de reúso de aguas residuales.El volumen de estas aguas que deja de estar disponible al ser descargado al mar, alcanza los 8 m3/s a nivel nacional (unos 249 millones de m3/año), de los cuales un 38,6% corresponde a la Región de Valparaíso, según cifras de la Superintendencia de Servicios Sanitarios. El reúso de estas aguas podría aumentar significativamente la oferta de agua en cuencas que sufren de escasez hídrica, llegando a disminuir cerca de un 20% la actual brecha que existe entre la oferta natural de agua y su extracción en la Región de Valparaíso.

La iniciativa impulsada por Fundación Chile cuenta con el financiamiento del Fondo de Innovación para la Competitividad (FIC) de la Región de Valparaíso y evaluará diferentes escenarios de reúso de las aguas residuales.Además de las aguas descargadas al mar, vía emisarios submarinos, se evaluarán otros posibles escenarios de reúso de aguas residuales tratadas, como el agua de las plantas de tratamiento urbanas y rurales, con el fin de enfrentar el serio problema de disponibilidad en la zona y de ese modo incentivar el desarrollo económico de los sectores productivos locales.

A nivel internacional, existen numerosas instalaciones de acondicionamiento de aguas residuales con diversos grados de tratamiento y para distintas aplicaciones, tales como riego agrícola, uso industrial, diseño urbano y usos recreativos. Chile, en tanto, cuenta con pocos proyectos destinados al reúso, los cuales sólo se encuentran en la zona norte, debido a la extrema escasez hídrica que se presenta en esas regiones del país. Asimismo, es un tema que aún no cuenta con un reglamento que lo regule y valide como opción de recuperar aguas.

En este contexto, el proyecto incluye recomendaciones pertinentes para favorecer el reúso de las aguas residuales. Esto permitirá potenciar a los usuarios existentes, dinamizando el desarrollo económico y la innovación, puesto que habrá una mayor disponibilidad del recurso para impulsar nuevos proyectos.