“Una empresa que desea ser competitiva debe conocer y utilizar el sistema de propiedad industrial”

Publicado: 18 enero, 2018
Expande

El director nacional del Instituto Nacional de Propiedad Industrial (INAPI), Maximiliano Santa Cruz, revela la importancia que tiene para las empresas contar con estrategias de propiedad intelectual.

En la minería, como en cualquier otra industria, la propiedad industrial surge como una herramienta indispensable a la hora de proteger un producto o servicio. Sin embargo, y de acuerdo a la Estrategia de Propiedad Industrial elaborada por INAPI, pese a que la situación ha mostrado signos de mejoras, los residentes en Chile no son grandes solicitantes de derechos de propiedad industrial, ni localmente ni en el extranjero.

¿Cómo mejorar esta situación? Maximiliano Santa Cruz, Director Nacional del Instituto Nacional de Propiedad Industrial, analiza el panorama y la importancia que tiene para las empresas salvaguardar sus creaciones con el fin de vender, transferir o licenciar ese conocimiento, tecnología o innovación.

– ¿Qué tan importante es sensibilizar a los proveedores de la minería en la identificación de los activos intangibles de su empresa?

La propiedad intelectual (PI) juega un rol fundamental para la minería, ya que permite a la compañía minera generar valor a partir de su innovación premiando el esfuerzo, tiempo y recursos invertidos. Particularmente en un momento en que se busca internacionalizar nuestra innovación, se debe tomar conciencia que para vender, transferir o licenciar ese conocimiento, tecnología o innovación, la propiedad intelectual es precisamente la forma para que estos se conviertan en bienes transables en el mercado. 

En este sentido, y considerando la relevancia que tiene la industria de la minería en Chile y el mundo, una Pyme o una gran empresa que desea ser competitiva globalmente debe necesariamente conocer y utilizar el sistema de propiedad industrial. De esta forma, podrá dar a conocer y a la vez rentabilizar sus creaciones asociadas, por ejemplo, al desarrollo de sus productos, servicios, maquinarias y diseño de sus envases, nuevas herramientas, dispositivos o el nombre de su compañía.

– ¿Cuáles son los beneficios de incorporar la PI en la estrategia comercial?

La propiedad industrial juega un rol primordial y fundamental en la protección de los resultados de actividades de Investigación y Desarrollo (I+D) al interior de la empresa, en tanto asigna titularidad al conocimiento, lo que facilita apropiarse de sus beneficios y recuperar la inversión realizada. También hace posible la transferencia tecnológica, y a la vez, es una ventana para adquirir nuevos conocimientos, conocer los avances y las tendencias tecnológicas en determinados sectores de la economía mundial, lo que permite anticiparse a los hechos, evitar la duplicación innecesaria, mejorar los procesos de toma de decisiones, reducir la incertidumbre y ser más competitivos.

Una innovación que no considere su resguardo a través de derechos de Propiedad Intelectual (PI) corre el riesgo de ser captada por terceros sin retribuir a sus verdaderos creadores,  impidiendo rentabilizar la inversión.

En vista de lo anterior, resulta fundamental que las empresas cuenten con una política o estrategia de Propiedad Intelectual, por más sencilla que sea, de manera que puedan establecer de una manera simple y clara, entre otros, cómo actuar cuando se enfrentan a un desarrollo o innovación susceptible de ser protegida a través de derechos de propiedad intelectual; definir la titularidad de los derechos cuando se trabaja en colaboración con terceros; la recompensa o conocimiento que se le entregará a los trabajadores que desarrollen invenciones dentro de la empresa; entre otros.

Parte de la estrategia comercial que acompaña la protección de la innovación a través de uno o más derechos de propiedad intelectual, es el poder obtener beneficios a través de la transferencia tecnológica, que se traduce en la venta, transferencia o licencia de dicha innovación. Lo anterior, sólo se puede lograr cuando el titular se ha apropiado de esa innovación, y esa apropiabilidad se logra a través de una marca, una patente, un diseño industrial, un modelo de utilidad u otro derecho de propiedad intelectual.

– ¿Cuáles son las principales barreras que tienen los proveedores a la hora de proteger sus activos?

Las principales barreras que creemos tienen las empresas al momento de proteger sus activos, son en primer lugar, el desconocimiento de que dichos activos pueden protegerse a través de algún derecho de propiedad intelectual (DPI).

Una vez identificado el activo a proteger, es importante definir y analizar a través de cuál o cuáles de los distintos tipos de DPI puedo protegerlos, y en paralelo, definir la internacionalización del mismo, con el objeto de analizar estratégicamente los países donde se va a solicitar la protección.

Finalmente, existe una desinformación respecto de las herramientas a través de las cuales es posible, por ejemplo, tramitar solicitudes de patentes en el extranjero, como el Tratado de Cooperación en materia de Patentes (PCT), y además existe un prejuicio que estos trámites son muy caros, engorrosos y que sólo pueden realizarse con abogados.

En este sentido, es nuestro desafío informar a la sociedad y derribar estos mitos y hacer que la propiedad intelectual sea comprendida como un paso fundamental en una estrategia comercial, cuando nos enfrentemos a nuevos desarrollos e innovaciones, y que ésta se transforme en un factor primordial y fundamental a la hora de innovar.

– ¿Cómo a través de INAPI y Expande se puede impulsar una industria minera de bienes y servicios más sofisticada y con potencial exportador?

Es importante tener en cuenta que el área de la minería es altamente relevante y es un foco de estudio de INAPI. Es por esto que en junio del 2017 firmamos un acuerdo de cooperación entre INAPI y Fundación Chile, que tiene dentro de sus objetivos la difusión, promoción y uso de la propiedad industrial, así como el intercambio de información, elaboración de estudios y la realización de actividades con empresas que están desarrollando tecnologías y necesitas asesoría en materia de propiedad intelectual.

En este sentido, estamos muy contentos de haber realizado durante el segundo semestre del año 2017, dos exitosos talleres para empresas proveedoras de la minería, en Santiago y en Antofagasta, para difundir y fortalecer el conocimiento sobre las estrategias de protección a través de la propiedad industrial.

– ¿Qué tipos de PI pueden recaer en un producto o servicio ligado a la industria minera? ¿Cuáles son los más comunes?

En términos generales, los derechos que comúnmente se observan en la industria de la minería son las patentes de invención y las marcas.

En términos generales, se entiende por marca todo signo utilizado para distinguir en el mercado, productos, servicios, establecimientos industriales y comerciales, esto es, que el consumidor diferencie un producto y/o servicio de otro de la misma especie o idénticos que existan en el mercado.

Por otra parte, las patentes y modelos de utilidad proporcionan derechos exclusivos que permitirán al titular utilizar y explotar de cualquier forma su invención (una solución a  un problema de la técnica que tiene aplicación industrial), e impedir que terceros la utilicen sin su consentimiento.

– ¿Cuáles son los principales motivos de irregistrabilidad de una marca?

Los principales motivos de irregistrabilidad de una marca son que la misma se basa en una marca anterior, marcas que ya existen, o que la marca solicitada es descriptiva o genérica, es decir, que el signo con que se busca identificar el producto o servicio corresponde más a una descripción del producto o servicio, o al término mismo que designa a ese producto o servicio, y no tiene la capacidad de diferenciar el producto respecto de su competencia.

En este sentido, nuestra recomendación es utilizar como marca, palabras y/o signos que sean originales, de fantasía, y en lo posible, lo más alejado posible de la descripción del producto o servicio que se desea proteger.