Columna de opinión


Eleva: potenciando la empleabilidad de futuros técnicos de la región

  • Gabriela Navarro

    Directora Trayectorias Formativas Laborales
  • Publicado: septiembre 25, 2020

En tiempos en los que se definen medidas para hacer frente a la recuperación económica y social, la empleabilidad pasa a ser una de las mayores preocupaciones a nivel regional, sobre todo considerando que fue una de las más golpeadas del país al alcanzar una tasa de desocupación de 16,1%, según cifras entregadas por el INE para el último trimestre móvil mayo-julio.

Sin embargo, la región cuenta con uno de los pocos sectores productivos que pese a la pandemia ha logrado crecer, impulsando la economía nacional. Es así como el sector minero ha debido implementar diversas medidas para dar continuidad operativa a sus faenas, lo que conlleva un desafío en términos de capital humano y nuevas tecnologías que permitan dar continuidad y optimizar a los proceso propios de la industria.

Este nuevo escenario acentúa la necesidad de contar con un sector formativo conectado con los requerimientos de la industria, que forme técnicos y profesionales capaces de reaccionar y adaptarse ágilmente a los cambios del entorno y al acelerado desarrollo tecnológico, alineando así la oferta de estas instituciones con la demanda laboral.

La región de Coquimbo lleva más de 3 años avanzando en esta línea, a través del programa Eleva, una iniciativa de colaboración público privada que busca impulsar la minería del futuro, potenciando las capacidades y oportunidades de estudiantes a través del fortalecimiento de la formación técnico profesional. Con este propósito el trabajo realizado con las instituciones de formación — Liceos, instituciones de educación superior y OTECs- ha sido fundamental, destacando la coordinación interinstitucional, la formación de docentes y directivos y los procesos de mejoramiento de calidad que ya se han traducido en que 6 programas de la región han obtenido el sello del Consejo de Competencias Mineras (CCM).

Minera Los Pelambres, una de las 15 empresas mineras y proveedoras de la minería que participan de esta iniciativa, ha experimentado los beneficios de esta vinculación al recibir a jóvenes practicantes de la región que han contribuido a dar soporte a la operación en la faena en plena pandemia, con una positiva evaluación de desempeño de los estudiantes y por tanto aumentando sus posibilidades de contratación.

No cabe duda que los futuros técnicos para la minería jugarán un rol clave en la reactivación económica del país; y Coquimbo juega con una importante ventaja al contar con una iniciativa en la que todos los actores clave del ecosistema trabajan mancomunadamente para desarrollar las capacidades técnico profesionales que el país necesita.

Esta columna fue publicada en Semanario Tiempo.

Relacionados

Iniciativa

ELEVA

Iniciativa

TRAYECTORIAS DE FORMACIÓN PARA EL TRABAJO

Noticias

Redes Territoriales: un espacio estratégico para potenc...

Eleva: Trabajo en Red