Columna de opinión

El futuro del trabajo ya llegó

Publicado: diciembre 20, 2021
  • Estas columnas fueron publicadas en Diario Financiero.
  • En 2019 Fundación Chile y Fundación Kodea, junto a otros actores públicos y privados, se unieron para ejecutar el proyecto Talento Digital para Chile, con la convicción de que poner a las personas al centro era clave para abordar con éxito la transformación digital, un reto que se volvió urgente con la pandemia. Representantes de ambas entidades analizan los desafíos del país ante un cambio radical en el mundo del trabajo que llegó para quedarse.

Urgencia por nuevas habilidades para las personas

TANIA SUTIN, GERENTA DE DESARROLLO DE TALENTOS DE FUNDACIÓN KODEA.

Mucho se ha dicho sobre los cambios que ha tenido la vida laboral de las personas en los últimos años. Ya antes de la pandemia veíamos aproximarse la transformación de los trabajos, de la mano del cambio tecnológico. Luego, con la crisis sanitaria, los cambios se han profundizado, a una velocidad vertiginosa. Según Bernard Mar en ‘El futuro del trabajo, las cinco mayores tendencias en el lugar de trabajo en 2022’, la tecnología seguirá abriendo oportunidades para nuevas formas de trabajar y continuará redefiniendo la relación con nuestros lugares de trabajo. Señala que las grandes tendencias laborales serán: el trabajo híbrido; el impacto de la Inteligencia artificial en el empleo, que según el Foro Económico Mundial conducirá a la creación de 97 millones de nuevos puestos de trabajo al 2025; generar una dotación de personal para la resiliencia organizacional, a través de estrategias tales como salud y bienestar, procesos flexibles; un mayor enfoque organizacional hacia las habilidades de los colaboradores que hacia los roles; y la mayor utilización de tecnología para el seguimiento y análisis de datos de los trabajadores de las organizaciones.

En un contexto donde lo único constante es el cambio, necesitamos dotar a nuestra fuerza laboral y a las generaciones que vienen, con las habilidades que les permitan adaptarse y ser resilientes a los mismos. Urge entonces acelerar el desarrollo de una nueva educación, a todo nivel, que considere nuevas formas de aprendizaje capaces de acercarnos a las competencias para el siglo XXI y que nos permitan desarrollar habilidades digitales de nivel superior.

Reconversión digital país: una prioridad

HERNÁN ARANEDA, GERENTE DE DESARROLLO HUMANO DE FUNDACIÓN CHILE

Recientemente la OECD señaló que dos tercios de la fuerza de trabajo en Chile requeriría procesos de reentrenamiento para tener una ‘transición laboral’ que, al menos, les permita mantener su actual remuneración. En este escenario es clave entender cuáles son las nuevas ocupaciones a las que podría aspirar cada trabajador. También, contar con metodologías formativas capaces de ayudar a personas con necesidades diversas de aprendizaje.

Varios informes anticiparon que la capacitación laboral en Chile tendría bajísimo impacto en ingresos y empleabilidad. Esto motivó a actores públicos y privados a tomar acción en 2017. La actual administración decidió darle continuidad y comprometió recursos para una experiencia inédita: Talento Digital para Chile.

Con ocho mil personas entrenadas en el ecosistema bootcamp, el programa ha alcanzado altos niveles de inserción laboral.

También ha mostrado ser una opción atractiva para mujeres y egresados de educación superior cuyas credenciales no han sido suficientes para alcanzar empleos de alta productividad. Lo prioritario ahora es llegar con este tipo de soluciones a un porcentaje significativo de la fuerza de trabajo que enfrenta transiciones laborales. Una clave es, sin duda, la robusta alianza público-privada que sustenta esta iniciativa, que debiera proyectarse en el próximo período.

    Conversemos …

    Para comenzar escríbenos tu nombre

    Este campo es obligatorio
    Este campo es obligatorio

    ¿Cuál es tu correo electrónico?

    Este campo es obligatorio

    Déjanos un mensaje y te contactaremos pronto

    Este campo es obligatorio