Columna de opinión

Es urgente respaldar los esfuerzos públicos y privados que permitan avanzar hacia una Economía Circular

Publicado: junio 01, 2021

Mientras no entendamos que la aparición del COVID 19 es un fiel reflejo que hemos sobrepasado todos los límites de la naturaleza producto de nuestros patrones de consumo y producción, tal como plantea el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, y que la solución es adoptar una economía circular, el rumbo será sin duda poco auspicioso.

Es por lo mismo que urge respaldar todos los esfuerzos tanto del sector público como privado que apuntan a instaurar una economía circular, restaurativa y regenerativa desde el diseño como bien propone la Fundación Ellen MacArthur.

En dicho sentido, en un modelo en que se busca eliminar los residuos y la contaminación desde el diseño, mantener productos y materiales en uso por el mayor tiempo posible y regenerar sistemas naturales es que el reciclaje – entre muchas otras “r” como reflexionar, reducir, rediseñar, reutilizar, reparar y recuperar – jugará un rol clave.

Me atrevería a decir incluso que el plástico, dentro de la subcategoría de envases y embalajes, pudiera marcar la pauta en avances sustantivos con respecto al reciclaje y la incorporación de los principios de la economía circular por parte de todos los actores nacionales claves de la cadena de valor de este material.

¿Es posible incrementar el reciclaje del plástico en Chile? Sí claro, incluso los expertos del sector consideran que la infraestructura de reciclaje propiamente tal disponible en el país alcanza para cumplir los dos primeros años de las tasas de recuperación establecidas en el decreto que fija las metas de envases y embalaje de la Ley REP (se ocupa 48% de capacidad instalada de molienda y 57% de capacidad instalada de peletización, ASIPLA 2019), sin embargo, a partir del tercer año en adelante será necesario aumentar significativamente la capacidad de reciclaje y toda la infraestructura asociada. Por tanto, en un principio será primordial la recuperación e invertir en instalaciones de pre-tratamiento como clasificación, lavado, separación y acopio.

Clave serán por otra parte, tal como estipula ASIPLA en su propuesta de Acuerdo de Producción Limpia “Potenciando la demanda de resina plástica reciclada” 2021, el impulso que le puedan dar aquellos sectores e industrias que hoy demandan gran volumen de resina plástica como son la construcción, la agricultura, la acuicultura y la minería. En Europa, por ejemplo, el 46% de la resina reciclada tiene como destino el sector de la construcción, un 25% el sector de envases y un 13% la agricultura y este último incorpora resina reciclada en un 20% de nuevos productos. A nivel nacional para el sector agricultura y ganadería, algunas aplicaciones que presentan alta demanda de plástico son el riego tecnificado, conducción de agua, producción agrícola, infraestructura y producción pecuaria.

Será importante promover y generar inversiones para lograr la circularidad del plástico, desde el ecodiseño, educación, recolección, logística, infraestructura, valorización y generación de demanda para el material reciclado. La regulación y los cambios de hábitos de la ciudadanía representarán una oportunidad importante para generar valor no solo ambiental, sino también económico y social a partir del desarrollo de esta nueva industria

Esta columna fue publicada en La Segunda.

    Conversemos …

    Para comenzar escríbenos tu nombre

    Este campo es obligatorio
    Este campo es obligatorio

    ¿Cuál es tu correo electrónico?

    Este campo es obligatorio

    Déjanos un mensaje y te contactaremos pronto

    Este campo es obligatorio