Columna de opinión

La industria minera juega un rol clave en la transición hacia una economía circular

Publicado: abril 13, 2022
  • Esta columna fue publicada en Revista Gestión Minera.

La industria minera tendrá un rol preponderante en la transición global hacia las energías limpias, lo que implicará una mayor demanda de minerales en los que Chile es un productor importante, especialmente del cobre. Según un estudio del Banco Mundial se estima una demanda de 3.000 millones de toneladas de metales y minerales en los próximos 30 años para impulsar la transición energética.

En esta línea, las energías renovables y la electromovilidad se sitúan como alternativas clave para lograr la carbono neutralidad del sector energético, donde las propiedades del cobre son fundamentales para producir tecnología basada en electricidad y en el sector de las energías limpias es el mineral con mayor demanda, tanto en cantidad como en valor (Ministerio de Minería, 2021).

En este escenario, la industria minera a nivel país tiene el potencial de convertirse en un actor clave para impulsar la transición energética y así disminuir las emisiones GEI provenientes del sector energético, situación indispensable para enfrentar el calentamiento global. Así es de suma importancia que la forma de operar del sector sea respetuosa con el medio ambiente, protegiendo los ecosistemas y generando los menores impactos ambientales. En este sentido, la economía circular también se presenta como un nuevo enfoque para abordar estos desafíos que resultan claves para transitar hacia una minería más sustentable.

Es importante destacar que la creciente conciencia pública sobre la conservación de la naturaleza y la protección de los derechos humanos ha abierto el debate sobre la gobernanza de los recursos naturales, el establecimiento de regulaciones sociales y ambientales más exigentes, rendición de cuentas y responsabilidades legalmente vinculantes hacia los actores involucrados en las actividades mineras (CEPAL, 2021). Por lo tanto, transitar hacia una minería circular, además de ser una vía imprescindible para responder ante los desafíos ambientales, será un “plus” ante una mayor exigencia de “accountability” en aspectos socio ambientales por parte de la sociedad con este sector.

Un cambio de modelo hacia uno circular en minería conllevará una serie de beneficios y oportunidades como contribuir a una mayor eficiencia energética, menor consumo hídrico, y a una minería con menos residuos donde se promueva la reutilización y reciclaje de los residuos que ésta genera.

A su vez, la minería circular puede generar miles de empleos verdes y convertirse en un traccionante y habilitador para la economía circular en otros sectores de la cadena de valor; a través, por ejemplo, de la incorporación de estándares circulares en la compra de productos o servicios, o generando alianzas con proveedores para co-crear soluciones innovadoras que faciliten una mejor recuperación, reprocesamiento y reutilización de residuos.

Sin embargo también existen desafíos en la implementación de la Economía Circular siendo los principales la gran escala de la industria minera y la coordinación con todos los actores de su cadena de valor. Resulta imperativo que las formas en que desarrolla sus operaciones sean más circulares, alineándose al mismo tiempo a las normativas nacionales y a las directrices establecidas por Naciones Unidas desde una mirada internacional.

    Conversemos …

    Para comenzar escríbenos tu nombre

    Este campo es obligatorio
    Este campo es obligatorio

    ¿Cuál es tu correo electrónico?

    Este campo es obligatorio

    Déjanos un mensaje y te contactaremos pronto

    Este campo es obligatorio