Columna de opinión

Mujer y minería: rompiendo el » techo de cristal»

Publicado: marzo 08, 2022

Distintos antecedentes nos llevan a creer que el fenómeno conocido como “el techo de cristal” de las mujeres en la minería comienza poco a poco a resquebrajarse. La participación laboral de las mujeres en la industria lleva 10 años de crecimiento ininterrumpido, duplicándose desde un 7,1% el año 2012 a un 14,3% el año 2021. Este 2021, una de cada tres personas contratadas en las empresas mineras fue mujer, en comparación a una de cada cuatro en el 2020. Asimismo, en el 2021 la total contratación de la industria fue de 26,8% marcando un incremento de 5,7%.

Este crecimiento, no se observa solo en los puestos de entrada de la organización, sino que también a nivel de jefaturas, donde su participación se duplicó pasando de 7,4% el 2018 a 15,7% el 2020. Ya nadie se puede extrañar de mujeres en posiciones de liderazgo en la minería, cuando en pocos días asumirá la tercera Ministra de esta cartera en la historia de Chile. Si bien estas son cifras alentadoras, se encuentran lejos del ideal de ser una industria paritaria. ¿Qué obstaculiza el obtener mayores niveles de participación de la mujer en la minería?

Sin más mujeres estudiando y egresando carreras vinculadas a la minería, todos los esfuerzos realizados no serán suficientes para cumplir con el desafío de lograr una industria más inclusiva»

Nuestro continuo monitoreo del mercado laboral y formativo, nos lleva a pensar que la principal explicación ha dejado de ser el “techo de cristal”, pasando al desafío de contar con una industria más paritaria, donde se encuentren suficientes mujeres egresando de especialidades mineras. Si bien las mujeres constituyen cerca de la mitad de la matrícula, tanto en la educación superior como en los niveles escolares, su distribución en las distintas ramas de estudio es bastante desigual. En la educación media técnico profesional (EMTP), las mujeres tienen alta presencia en las especialidades de comercio y administración (63%), alimentación (67%) y educación (92%), pero muy baja participación en las especialidades de metalmecánica (8%), electricidad (12%) y tecnología (24%), donde está concentrada la demanda. En las regiones mineras del norte, la participación de las mujeres en especialidades vinculadas a la minería es de solo un 22%. En la educación superior, este fenómeno se replica al observar la proporción de mujeres en carreras STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemática), la cual lleva 10 años estancadas alrededor del 20%. Sin más mujeres estudiando y egresando carreras vinculadas a la minería, todos los esfuerzos realizados no serán suficientes para cumplir con el desafío de lograr una industria más inclusiva.

En este día internacional de conmemoración a la mujer, queremos visibilizar los avances observados en la minería, al mismo tiempo que enfatizamos los riesgos de no atender las desigualdades en las etapas formativas. El horizonte de una industria con una participación paritaria resultará inalcanzable mientras solo un 20% del talento que egresa de carreras afines, sea mujer. Nuestro llamado es a impulsar un esfuerzo colectivo a nivel sectorial junto al sector formativo, con el propósito de atraer a las estudiantes de hoy, que serán el talento del mañana.

    Conversemos …

    Para comenzar escríbenos tu nombre

    Este campo es obligatorio
    Este campo es obligatorio

    ¿Cuál es tu correo electrónico?

    Este campo es obligatorio

    Déjanos un mensaje y te contactaremos pronto

    Este campo es obligatorio