Noticias


septiembre 3, 2020

6 tipos de metodologías para construir una clase activa

• Para Roberto Rojas, experto en metodologías de aprendizaje y uno de los speaker de la conferencia online “Estrategias y Orientaciones para una Formación Virtual Práctica” de TP Digital, el aprendizaje basado en retos es la experiencia más significativa para la formación técnico profesional, ya que permite involucrar aspectos del entorno productivo en la identificación de una problemática.

El pasado 13 de agosto, orientadores y docentes de la red de establecimientos educacionales de la Universidad Arturo Prat participaron de la conferencia online “Estrategias y Orientaciones para una Formación Virtual Práctica”, instancia en la que se analizaron estrategias y metodologías activas de enseñanza que permitan a los docentes realizar clases a distancia que motiven y generen experiencias significativas en los estudiantes.

La iniciativa contó con la participación de Pedro Tomás Gómez, Director del Departamento de Formación Técnica de la UNAP; Gabriela Navarro; Directora de Trayectorias Formativo Laborales de Fundación Chile; Marcela Vignolo, encargada de Formación Técnica de la UNAP; Roberto Rojas, experto en metodologías de aprendizaje; y Francisco Javier González, consultor educativo y magíster en Gestión Educacional.

Durante el encuentro, Roberto Rojas, señaló que existe hoy una cantidad importante de componentes que el docente de debe ser capaz de manejar y de articular para generar una estructura formativa y de contenido que sea recepcionada de manera adecuada por los estudiantes (plataformas de gestión, LMS, cursos online, simuladores, herramientas ofimáticas, etc). Sin embargo, enfatizó que “el verdadero aporte y el rol más significativo del docente es que da  la intención educativa a cada uno de los elementos y recursos digitales. Permite que este tipo de material sea pertinente, genere cambios y aprendizajes efectivos y significativos en los estudiantes”.

En este contexto, el consultor educativo, repasó una serie de metodologías activas para que los estudiantes participen de los procesos formativos. Entre ellas destacó:

  • ABP: permite a los estudiantes adquirir conocimientos y competencias clave a través de la elaboración de proyectos que dan respuesta a problemas de la vida real. 
  • Aprendizaje basado en retos: este tipo de aprendizajes es una de las experiencias más significativas para la formación técnico profesional, ya que permite involucrar aspectos del entorno productivo en la identificación de una problemática y cómo el docente va acompañando y ayudando a los estudiantes a resolver una necesidad real de la industria para que, en conjunto con los grupos de trabajo que se conforman, vayan presentando sus propuestas y vayan surgiendo distintas instancias de solución.
  • Clase invertida: el principal objetivo de esta metodología es optimizar el tiempo en clase, dedicándolo, por ejemplo, a atender las necesidades especiales de cada estudiante, desarrollar proyectos cooperativos y trabajar en proyectos.
  • Gamificación: el aprender jugando es una de las instancias más significativas para internalizar el conocimiento y que el profesor podría modelar para que el proceso de juego sea asimilado por el estudiante. Los procesos de gamificación hacen que las dinámicas de la sala de clase se vuelvan una instancia activa desde el punto de vista emocional.
  • Design Thinking: Esta metodología permite identificar con mayor exactitud los problemas individuales de cada estudiante y generar en su experiencia educativa la creación y la innovación de soluciones reales.
  • Trabajo colaborativo: permite la creación de grupos de trabajo, donde cada integrante tiene un rol específico y en conjunto van construyendo una solución para alguna problemática planteada.

Dinámicas para actividades a distancia

“El docente debe procurar que las dinámicas sean continuas en el tiempo y que no se produzcan interrupciones que puedan causar desmotivación en los estudiantes”, fue una de las conclusiones del experto en metodologías, Roberto Rojas, quien también aprovechó la oportunidad para entregar algunas recomendaciones sobre cómo debería ser la dinámica desde el punto de vista de la preparación de las actividades en formato a distancia.

Para el consultor, la dinámica debería ser:

  • Fluida
  • Tener contexto de la realidad.
  • Que sea alcanzable.
  • Que sea medible en tiempos y resultados.
  • Que exista planificación del proceso.
  • Que el proceso sea conocido.
  • Que exista asistencia y/o apoyo del docente.

“Los docentes deben convertirse en verdaderos directores de orquesta, armonizando y marcando los tiempos del grupo de estudiantes que están en un proceso de trabajo y desarrollo de dinámica”, afirmó Rojas.

Academia en pandemia

“Academia en pandemia” fue como Francisco Javier González, consultor educativo de Fundación Chile y Magíster en Gestión Educacional, se refirió a la enseñanza en el contexto actual, señalando que hoy el aprendizaje es posible, sin embargo, enfatizó en que se deben cambiar los métodos.

Respecto a qué considerar para cambiar de estrategia ante contingencias, el experto recomienda:

  1. Evaluar las tecnologías más pertinentes en cada contexto
  2. Atender al clima psicosocial
  3. Garantizar el carácter inclusivo de los programas 
  4. Promover el desarrollo de competencias digitales
  5. Adaptar materiales y evaluaciones al aprendizaje autodirigido
  6. Combinar y limitar la cantidad de aplicaciones y plataformas
  7. Establecer mecanismos de seguimiento al proceso de aprendizaje 
  8. Definir el tiempo de duración de las unidades de aprendizaje a distancia (tiempo óptimo 40’) 
  9. Crear y potenciar redes y vínculos empresariales y sociales para la innovación educativa.

Revive la conferencia online “Estrategias y Orientaciones para una Formación Virtual Práctica”

 

 

Relacionados

Iniciativa

TP DIGITAL

Noticias

Innovador programa busca dar continuidad a los procesos...

Noticias

Más de 180 docentes ya participan de innovador programa...