Día de la Mujer: Fomentar la igualdad de género en el aula

  • En una fecha que se recuerda cada año, los docentes tienen la oportunidad de reafirmar, a través de sus clases, una de las demandas actuales más relevantes para las nuevas generaciones: consolidar el rol de las niñas, jóvenes y mujeres en la sociedad, colaborando de este modo con el camino hacia la equidad.
  • En este artículo escrito por el equipo de educarchile te invitamos a conocer las visiones de dos instituciones que trabajan en este ámbito y a descargar un kit con actividades de aprendizaje que vinculan las asignaturas con la equidad de género.

En el Día Internacional de la Mujer, que se conmemora el 8 de marzo, uno de los tópicos más relevantes es la equidad de género, la no discriminación y violencia hacia la mujer. En esta oportunidad, buscamos indagar cuál es el rol de los establecimientos y la comunidad educativa para propiciar un ambiente equitativo en cuanto a derechos, una educación libre de estereotipos y con acceso igualitario.

Para conversar sobre esta temática contactamos a ONU Mujeres Chile y al Centro de Investigación Avanzada de Educación (CIAE), instituciones que nos entregaron su perspectiva acerca de las nuevas propuestas en materia de género y cómo los docentes y líderes educativos cumplen un papel fundamental en avanzar hacia una sociedad equitativa e igualitaria.

EQUIDAD DE GÉNERO EN LAS ESCUELAS Y LICEOS

Las instituciones educativas son mucho más que espacios de entrega de conocimientos. Son parte crucial de la sociedad y conforman una comunidad que incluye a estudiantes, padres, cuidadores, docentes, directivos y funcionarios de la educación. Desde ese punto de vista, la importancia en el desarrollo de habilidades, actitudes y participación social y ciudadana es indudable.

María Inés Salamanca, Coordinadora de ONU Mujeres en Chile, menciona que “los y las docentes tienen la oportunidad de transmitir mensajes y una manera de entender al mundo que, por ejemplo, desafíe los estereotipos de género. Esto se entiende como la posibilidad de dar a conocer que los oficios y carreras no son para hombres y mujeres por separado, o que, los deportes son libres para quien quiera practicarlos”. Esto aplicaría también para las diferentes asignaturas, que en ocasiones están segmentadas en masculinas o femeninas, como el área de las ciencias y las matemáticas, que tienen una menor cantidad de participación de niñas y jóvenes.

Inés Salamanca, ONU Mujeres

En continuidad con lo planteado por María Inés, realizamos las siguientes preguntas que amplían su punto de vista:

  • ¿Cuál es el rol de las y los docentes de establecimientos educativos en la eliminación de disparidades de género en la educación pensando en el aula?

Ejercer una educación no sexista que vaya de la mano con posicionar y conversar temas de como la importancia de la erradicación de la violencia contra las mujeres y las niñas, generando compromisos y reflexiones. También se debe propiciar en masculinidades positivas en los varones, enseñar sobre la importancia de la corresponsabilidad y que ellos también tienen un rol activo para alcanzar sociedades más igualitarias.

  • ¿Cuáles son los principales obstáculos/barreras que se les presentan a las niñas durante la etapa escolar para seguir su desarrollo en igualdad de oportunidades? 

Los prejuicios y expectativas que poseen los padres, docentes y pares influyen sobre las niñas a la hora de elegir sus campos de interés y sus estudios. Por otra parte, los profesores a menudo perpetúan los estereotipos, dado que, en general, no son conscientes de sus propios prejuicios de género. Además, un estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), de 2014, reflejó que los textos escolares del Ministerio de Educación en Chile muestran a las mujeres en roles domésticos y a los varones en profesiones y papeles protagónicos. Por otra parte, los medios de comunicación y las redes sociales también refuerzan estereotipos de géneros nocivos.

  • ¿En qué medida incluir un enfoque de género transversalmente en la educación puede contribuir al desarrollo sostenible? 

Para garantizar la igualdad en la educación, es preciso fortalecer la coordinación entre los actores relevantes a nivel nacional. Esto debe involucrar el desarrollo de acciones conjuntas y coordinadas entre varios sectores, tanto de Gobierno (como el Ministerios de Educación, de la Mujer, de Ciencia y del Trabajo, entre otros), además de la academia y sociedad civil, así como el desarrollo de agendas de trabajo interinstitucionales a largo plazo. 
La generación de evidencia es fundamental para el desarrollo de políticas públicas y de indicadores, que avancen hacia una igualdad de género sustantiva. Es por esto que desde ONU Mujeres hemos desarrollado estudiosanálisisdocumentos enfocados en la disminución de brechas en educación, en sus diferentes niveles.

Desde el Centro de Investigación Avanzada de Educación (CIAE) de la Universidad de Chile contamos con la participación de Lorena Ortega y Liliana Morawietz, investigadoras en el área de educación.

Lorena Ortega, académica del IE y Doctora en Educación, nos entrega recomendaciones para disminuir las brechas de género que provienen de la naturalización de nuestros propios sesgos. Además, como especialista en el área de las matemáticas, plantea formas de participación inclusivas en el aula.

  • Muchas veces naturalizamos nuestros sesgos de género. ¿Qué pueden hacer las y los docentes para darse cuenta de sus creencias y cómo estas afectan a sus estudiantes?

Los estereotipos de género se encuentran ampliamente extendidos en nuestra sociedad, operan de manera inconsciente y afectan las expectativas y conductas de padres y educadores, por lo que pueden tener importantes efectos en el desarrollo de niños, niñas y adolescentes. Algunas formas en las que podemos aportar a disminuir las brechas de género, desde el aula, son:

  1. Reflexionar sobre nuestros propios sesgos y estereotipos.
  2. Examinar nuestro lenguaje y escoger palabras neutras y/o inclusivas.
  3. Cuidar y equilibrar nuestra atención cuando nos comunicamos con nuestros estudiantes.
  4. Asegurarnos de que todos y todas tengan voz en la sala de clases.
  5. Problematizar y desafiar los estereotipos de género en el aula.
  • ¿Cómo se puede incrementar la interacción docente-estudiante en el aula en el proceso educativo relativo a la asignatura de matemática?

Es importante desarrollar un clima de aula seguro e integrado, que promueva el respeto y la comunicación entre estudiantes. Además, se recomienda incentivar la participación de los estudiantes de manera aleatoria usando, por ejemplo, los “palitos preguntones” (palitos de helado con el nombre de cada estudiante que se sacan al azar para dar a las y los estudiantes la misma posibilidad de participar). También es deseable intencionar las interacciones con estudiantes que no intervienen regularmente e incentivar el trabajo colaborativo entre pares en grupos de composición mixta, en términos de género y habilidades. 

Por otra parte, Liliana Morawietz, Antropóloga y Magíster en Historia Oral, aborda cómo se incluyen y enseñan las habilidades transversales en los espacios educativos, entre las que se encuentran las competencia de género. Uno de los desafíos notar cuando estamos frente a los sesgos de género en el aula, ya que son barreraras para el desarrollo inntegral de niñas y jóvenes.

Otro de los temas que podemos debatir en la comunidad educativa son los recursos para el aula, cómo trabajar con aquellos que pueden tener aún estereotipos que fomentan la desigualdad o el encasillamiento de roles.

KIT DE RECURSOS PARA LA EQUIDAD DE GÉNERO

Para fomentar una educación en igualdad de derechos, compartimos un Kit de recursos con los cuales puedes trabajar los temas de equidad, estereotipos y roles de género de manera crítica con tus estudiantes.

    Conversemos …

    Para comenzar escríbenos tu nombre

    Este campo es obligatorio
    Este campo es obligatorio

    ¿Cuál es tu correo electrónico?

    Este campo es obligatorio

    Déjanos un mensaje y te contactaremos pronto

    Este campo es obligatorio