Noticias


noviembre 22, 2019

EN LA UNIVERSIDAD DE TORONTO:

Fundación Chile fortalece competencias profesionales de educadoras de párvulos

• Cerca de 70 educadoras de párvulos están participando en el diplomado “Interacciones pedagógicas que enriquecen los aprendizajes en la primera infancia: indagación, juego e inclusión”, que cuenta con una fase de pasantía internacional en el Ontario Institute of Studies in Education (OISE), de la Universidad de Toronto, Canadá.

• El programa es impartido por el área de Aprendizaje para el Futuro de Fundación Chile.

Uno de los objetivos de la Junta Nacional de Jardines Infantiles (JUNJI) es entregar educación parvularia de calidad que favorezca en niños y niñas el logro de su bienestar y desarrollo integral. En ese contexto, JUNJI se propuso realizar junto al área de Aprendizaje para el Futuro de Fundación Chile, el diplomado “Interacciones pedagógicas que enriquecen los aprendizajes en la primera infancia: indagación, juego e inclusión”, dirigido a educadoras de párvulos, supervisoras técnico-pedagógicas, y técnicas en atención de párvulo.

Este diplomado considera una pasantía internacional en el Ontario Institute of Studies in Education (OISE), de la Universidad de Toronto, Canadá. Así, el 11 de noviembre viajó el primer grupo de estudiantes, y el 18 de noviembre, el segundo grupo. En total, serán capacitados cerca de 70 profesionales de la educación, con el acompañamiento y facilitación de Andrea Osorio, directora de Aprendizaje para el Futuro; Cristina Aziz, coordinadora de formación, y Francisca Petrovich, coordinadora de innovación educativa del área.

Una de las actividades más valoradas por los pasantes ha sido la observación directa en aula de diversas escuelas públicas en Toronto, en donde las niñas y niños aprenden de forma colaborativa bajo una metodología que promueve aprendizajes profundos, vinculando el currículum escolar con la realidad del establecimiento educacional y su entorno.

“Lo que más me ha llamado la atención es la flexibilidad de los espacios educativos, la posibilidad de que los niños elijan y todo lo que se escucha su voz”, señala la pasante Pilar Palma. Para ella, todo lo visto es posible de implementar en Chile, siempre y cuando se transformen las prácticas, escuchando más a los niños y hablando menos los adultos, lo cual es un cambio cultural pero a la vez, un gran desafío.

Ruta de formación innovadora

El diplomado considera tres etapas: una fase de formación en línea; una fase de formación presencial mediante talleres y pasantía internacional; y una fase de gestión de proyecto y acompañamiento en línea. La finalidad de la última fase, es instalar habilidades de gestión de proyectos para mejorar la calidad de la educación actual.

“Este proceso formativo busca contribuir al fortalecimiento de los profesionales de la educación parvularia, a través del trabajo en equipo, considerando nuevas formas de crear, trabajar, diseñar e implementar acciones que estimulen y fortalezcan el trabajo técnico pedagógico. Siempre conectando con los ámbitos de experiencia de los párvulos señalados en las bases curriculares de la educación parvularia: Desarrollo Personal y Social, Comunicación Integral e Interacción y Comprensión del Entorno”, explica Andrea Osorio.

De esta manera, se espera lograr más interacciones pedagógicas de calidad, y que los profesionales de la educación parvularia co-creen soluciones innovadoras para los desafíos de aprendizaje en la primera infancia, realizando proyectos de mejora escolar aplicables en sus salas cunas, jardines infantiles y comunidades educativas.