Inauguran primer piloto en el país con objetivo en la identificación y separación de residuos peligrosos en residuos de los aparatos eléctricos y electrónicos

  • Entrevista realizada por País Circular.
  • Fundación Chile y el Ministerio del Medio Ambiente están ejecutando desde el mes de junio un piloto, enmarcado en un gran programa a nivel latinoamericano, que busca entregarle una gestión ambientalmente racional (GAR) a los llamados Contaminantes Orgánicos Persistentes (COP) presentes en plásticos de algunos residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE).

En el marco del programa “Fortalecimiento de Iniciativas Nacionales y Mejoramiento de la Cooperación Regional para el Manejo Ambientalmente Adecuado de Contaminantes Orgánicos Persistentes (COP) en Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE) en Países Latinoamericanos”, se inició en el mes de junio un piloto que busca separar e identificar los COP con características de retardante de llama que pueden encontrarse en los plásticos de los RAEE. 

Se trata de un gran programa a nivel latinoamericano, con la participación de 13 países de la región, que es financiado por el Fondo Mundial del Medio Ambiente (GEF, por sus siglas en inglés) e implementado por la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI). En Chile tiene socios locales: el Ministerio del Medio Ambiente (MMA) y Fundación Chile.

El piloto en cuestión forma parte de los ejes estratégicos del programa latinoamericano, y se suma a la idea de avanzar en el desarrollo del marco regulatorio nacional, cuya forma en Chile es través de la Ley REP y del decreto de residuos de pilas y de artículos eléctricos y electrónicos. Respecto del piloto, en el cual participan tres empresas de reciclaje que son Degraf, Pañiwe y Fundación Chilenter, la subgerenta de Consumo y Producción Sustentable de Fundación Chile, Karien Volker, dice que “hicimos un estudio sobre cómo está el reciclaje de los RAEE a nivel nacional, es decir, tenemos un diagnóstico. Tenemos un foco en los plásticos de los artículos eléctricos y electrónicos. Hay algunos que están contaminados con contaminante orgánicos persistentes (COP), que son compuestos volátiles, bioacumulables y persistentes, que se pasan al medio ambiente y tienen riesgos para la salud humana.

Según añade Volker, “no es que los plásticos de un computador tengan riesgos, sino que al manipularlos, gestionarlos o desensamblarlos de forma inadecuada, podrían llegar a liberarse este tipo de contaminantes en el caso de que los tengan, y por esto mismo es clave que los plásticos contaminados se identifiquen y separen del flujo de materiales que posteriormente se valorizan De acuerdo a la representante de Fundación Chile, en nuestro país “no se hace una separación adecuada de estos plásticos, por lo que en su mayoría terminan siendo depositados en rellenos sanitarios.

En ese sentido, agrega Karien Volker, la idea del piloto es capacitar a las empresas de reciclaje para que puedan identificar y separar este tipo de compuestos contenidos en los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos y, si están contaminados, llevarlos a disposición final con un procesamiento que conlleva una disposición final adecuada y segura, en donde los COP logran eliminarse y al mismo tiempo, el poder calorífico del plástico es aprovechado. Por el contrario, para aquellos plásticos que podrían tener un valor comercial, Fundación Chile llevará a cabo un estudio que determine qué tipo de modelo de negocios podría funcionar en estos casos para valorizar al máximo los plásticos libres de COP.

Según detalla Karien Volker, a partir de un piloto realizado en Colombia, se han logrado identificar doce tipos de aparatos eléctricos y electrónicos que contienen plásticos con Contaminentes Orgánicos Persistentes (COP), entre los que se pueden citar a los CRT (monitores, televisores antiguos) y las planchas.“Los COP utilizados en AEE tienen retardantes de llamas bromados, sustancias químicas añadidas al plástico para que no se sobrecaliente. Son potencialmente peligrosos si no se manejan de forma adecuada. Si se funden, pueden liberar los COP, y éstos generar un daño a la salud, sobre todo de las personas que los gestionan”. agrega Volker.

Este listado de aparatos eléctricos y electrónicos fue enviado a tres empresas de reciclaje socias de este proyecto liderado por el Ministerio del Medio Ambiente y Fundación Chile. Estas irán identificando y separando los residuos desde ya y detectarán estos RAEE “sospechosos” de contener COP. Luego, Fundación Chile, a través de un dispositivo, medirá si la concentración de bromo supera cierto umbral para estimar de forma indirecta la presencia de COP en esos plásticos. Dependiendo de la magnitud, se llevarán a la empresa Coactiva, que procede a valorizarlos energéticamente, asegurando la destrucción de potenciales contaminantes.

El piloto -en el que participan solo las empresas recicladoras, no las comunidades, por ser los RAEE muy difíciles de manipular por la gente común y corriente- debería terminar en 2023, junto con el programa “Fortalecimiento de Iniciativas Nacionales y Mejoramiento de la Cooperación Regional para el Manejo Ambientalmente Adecuado de Contaminantes Orgánicos Persistentes (COP) en Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE) en Países Latinoamericanos”. “La idea es que otros sectores puedan adoptar estas prácticas y que ojalá se implementen en todas las plantas que existen hoy en Chile”, acota Volker. 

Pero, y esto es muy importante, Fundación Chile, con este piloto y el programa latinoamericano como paraguas general, quiere incidir en que el Ministerio del Medio Ambiente incluya esta arista dentro del decreto de metas de pilas y residuos de aparatos electrónicos y eléctricos. “Nos interesa que estas sustancias peligrosas se regulen, sean tomadas en cuenta. En este momento, no está explícito en el anteproyecto. Hay que ver quién regula: si el Ministerio de Salud o Medio Ambiente. Los contaminantes orgánicos persistentes deben tener un manejo especial”, sentencia la representante de Fundación Chile. 

    Conversemos …

    Para comenzar escríbenos tu nombre

    Este campo es obligatorio
    Este campo es obligatorio

    ¿Cuál es tu correo electrónico?

    Este campo es obligatorio

    Déjanos un mensaje y te contactaremos pronto

    Este campo es obligatorio