Lazos colaborativos con actores del entorno permite construir soluciones de alto impacto

  • La co-construcción y la bidireccionalidad son características de las propuestas de vinculación con el medio con incidencia en la innovación. ‘Una iniciativa co-construida desde su origen podrá garantizar su pertinencia y la idoneidad de los impactos bidireccionales esperados’, dice Hernán Araneda, gerente de Desarrollo Humano de Fundación Chile.
  • Esta nota fue publicada en El Mercurio el 8 de julio de 2021.

La innovación es un esfuerzo centrado en la identificación de oportunidades para generar nuevas soluciones para problemas conocidos o emergentes, pasando por un proceso de prototipado, pruebas o validaciones de la potencia de la solución y finalmente buscar su aplicación a escalas más amplias que aquella usada en el proceso de prueba inicial. Así lo sostiene Hernán Araneda, gerente de Desarrollo Humano de Fundación Chile, quien explica que una ‘innovación’ no puede preciarse de ser tal si no ha sido ya testeada y disponibilizada a sus usuarios o clientes potenciales.

‘Una solución no probada es en realidad una idea, una semilla de innovación, pero no una innovación propiamente tal’, dice. Añade que en el caso de la educación superior, habitualmente se destaca su rol en la Investigación y Desarrollo (I+D), particularmente en la generación de conocimiento nuevo, en algunos casos a partir de esfuerzos de investigación básica. ‘Pero la verdad es que mientras ese conocimiento no se ‘empaquete’ en una solución para un problema conocido o nuevo, no ha ocurrido innovación. Puede tratarse incluso de una idea patentada, pero si esta idea no se prueba en la práctica mejorando productos, procesos o gestión real no puede hablarse de un ciclo de innovación completo’, detalla.

CREAR VALOR

La vinculación con el medio contribuye significativamente a crear valor a través de las intervenciones y retroalimentaciones entre las instituciones de educación superior y su entorno social y económico. De esta forma, el valor creado es tanto para la propia institución como para la sociedad. En tanto, la vinculación con el medio puede tener diversos focos como puede ser extensión, formación de pregrado, posgrado o continua de una población determinada o, también, innovación y emprendimiento. ‘Los procesos de vinculación con el medio permiten a las instituciones de educación superior salir de sus aulas y del conocimiento ya establecido, con el fin de identificar oportunidades, de tener impacto relevante para un usuario, que puede ser una comunidad, una empresa o sector productivo, una gran cantidad de personas, entre otros.

El conocimiento codificado por la academia puede tener aplicaciones de alto impacto que solo se identifican a través de una vinculación frecuente e intensiva con el entorno’, comenta Hernán Araneda. Asegura que una institución de educación superior que desarrolla esfuerzos frecuentes de vinculación con el medio está más proclive a identificar esas oportunidades y de diseñar prototipos de solución que satisfagan a un usuario. ‘Por esa vía, la institución hará además un aporte a su entorno social y económico, cuyo impacto y valor tendrá mucho que ver con el grado en que se dirige a un problema que afecta significativamente a una comunidad, región o país’, destaca.

OPORTUNIDAD DE INNOVAR

En este contexto, ¿cuáles son las principales características de la vinculación con el medio con mejores impactos en innovación? El gerente de Desarrollo Humano de Fundación Chile indica que se caracterizan por ciertos conceptos. Uno de ellos es la co-construcción, es decir, se trata de esfuerzos colaborativos, donde se asume que el conocimiento y la capacidad están distribuidas en la sociedad, y que una institución de educación superior debe buscar activamente lazos colaborativos con los diversos actores de su entorno para construir soluciones de alto impacto.

Otra característica es la bidireccionalidad, donde la institución de educación superior se beneficia de los esfuerzos de la vinculación con el medio, tanto como su entorno, construyendo soluciones conjuntas a problemas complejos —para el entorno— y retroalimentando los procesos académicos de la propia institución. ‘Una iniciativa co-construida desde su origen podrá garantizar su pertinencia y la idoneidad de los impactos bidireccionales esperados. La bidireccionalidad refuerza el compromiso de los actores en el diseño y ejecución de una iniciativa orientándose a lograr y compartir beneficios mutuos. En tanto, el grado con que cuente una institución respecto de procesos robustos de vinculación con el medio tendrá relación directa con la pertinencia de sus esfuerzos de I+D, pues le permite entender mejor los problemas que enfrenta una empresa o comunidad, entre otras’, comenta.

Hernán Araneda concluye que las instituciones de educación superior pueden aportar identificando junto a las comunidades de las que son parte, oportunidades de innovación de alto impacto social, económico, ambiental, cultural u otros. Para ello, asegura que la vinculación con el medio debe ser estructurada, ser parte medular del quehacer de la institución y basarse en un contacto frecuente, sistemático, empático y comprometido con su entorno. ‘La relevancia de la innovación que desarrolle una institución está asociada a su conexión con problemas o necesidades del entorno, de ahí que la vinculación con el medio sea una dimensión central de su gestión’, finaliza.

    Conversemos …

    Para comenzar escríbenos tu nombre

    Este campo es obligatorio
    Este campo es obligatorio

    ¿Cuál es tu correo electrónico?

    Este campo es obligatorio

    Déjanos un mensaje y te contactaremos pronto

    Este campo es obligatorio