Los desafíos de la gestión del engagement en el trabajo

Publicado: 06 abril, 2017
Desarrollo Humano

El mundo del trabajo ha evolucionado de manera constante durante el tiempo, introduciendo cambios, por ejemplo, en el tipo de profesional que requieren las empresas.

Según el último estudio “Medición Engagement Chile 2016”, las organizaciones necesitarían cada vez más de personas que actúen de forma entusiasta y activa para conseguir sus objetivos, que tengan un interés genuino por lo que hacen y que ese interés los motive a actuar de manera eficaz y proactiva.

Lo anterior plantea algunos desafíos que desde Innovum de Fundación Chile han identificado y te compartimos para una mejor gestión del engagement en el trabajo.

1. La inclusión de la activación como elemento básico de un ambiente laboral positivo y productivo ha permitido que las organizaciones integren conceptos como energía, espacios de recuperación y niveles de exigencia. Hoy, el desafío de los equipos dedicados a la gestión de personas, es integrar estos nuevos elementos al ambiente laboral en sus organizaciones, para aumentar la efectividad de las personas en su trabajo.

2. El desafío actual de los líderes no es sólo potenciar el ambiente de trabajo, sino que hoy se sabe que también juegan un rol determinante en la formación de Recursos Personales en sus equipos, aspecto muchas veces dejado de lado al gestionar a las personas.

3. El engagement no es sólo responsabilidad de la organización o de las habilidades de gestión de equipo de los líderes, el engagement puede ser mejorado a través de la acción individual de los colaboradores, ubicándolo en una posición protagónica en lo que respecta a la gestión de su entorno laboral e imponiendo un desafío para las organizaciones en la medida que el colaborador deberá ser apoyado en el proceso de desarrollo de nuevas capacidades para hacer esta autogestión.
4. El desafío actual que enfrentan las organizaciones es el abandonar el paradigma reinante de gestión de la motivación, típicamente orientado al sistema de compensaciones, donde el problema se aborda desde los beneficios y factores higiénicos, para pasar a una aproximación fundamentada en modelos que sean más específicos y que poseen evidencia científica de una relación causal respecto a aquello que se busca mejorar.

Imágenes/Pixabay