Columna de opinión

El mentor y startups: Un rol determinante para el éxito del negocio

Publicado: noviembre 13, 2020

La palabra “riesgo” en Capital de Riesgo no está ahí sin razón alguna y mucho menos por fines marketeros. Sabemos que en el Venture Capital el riesgo viene dado por la variedad de desafíos a los que se ven enfrentadas las empresas en sus etapas tempranas de desarrollo: lograr el ansiado product market fit, diferenciarse de la competencia, mantener sano el flujo de caja, incorporar talento, y un largo etcétera que definen el día a día de los emprendedores que buscan “comerse el mundo” a través de la innovación y la generación de valor.

Nadie nace sabiendo cómo resolver todo esto ni es capaz de (eficientemente) aprenderlo por sí mismo mientras recorre el camino. Es por esto por lo que se hace cada vez más necesario contar con una red de apoyo que haga de lazarillo en los temas en los que se está ciego. La más evidente sin duda es el mismo equipo de trabajo, que debe ser multidisciplinario, dedicado y con los incentivos alineados para el éxito de la compañía. Pero hoy quisiera profundizar en otra figura, ajena al equipo fundador pero también clave como factor de éxito: el mentor.

El origen de la palabra Mentor viene de “La Odisea” de Homero. Cuando Ulises parte a la guerra a Troya, busca apoyo en su amigo Méntor, quien termina encargándose de la educación de Telémaco, hijo del protagonista. Es así como el concepto de mentor se asoció a lo largo de la historia al asesor o guía que transmite su experiencia a otros en forma de sabios consejos, siendo un importante punto de apoyo para la consecución de objetivos. Volviendo al mundo de los negocios, los más reconocidos emprendedores y empresarios de nuestra época han entendido la importancia de contar con un mentor: Benjamin Graham asesoró durante varios años de su vida a Warren Buffett, quien a su vez se transformó en mentor de Bill Gates. Mark Zuckerberg ha comentado lo que significaron los consejos de Steve Jobs y lo mismo con Richard Branson cuando acudía a Freddie Laker.

Y es que el impacto de la mentoría en el emprendimiento es real. Tanto así que según un artículo de la revista Forbes, el 92% de los emprendedores encuestados declara que su mentor tuvo un impacto directo en el crecimiento y supervivencia de sus negocios; mientras que de entre aquellos que no contaron con un mentor, el 89% hubiese preferido tener uno. Además, el círculo virtuoso se cierra cuando el mentoreado, una vez adquirida la experiencia de éxito o fracaso, decide transformarse en mentor de aquellos que están empezando el camino (al estilo Buffett). En ese sentido, un estudio de Endeavor muestra que emprendedores mentoreados por un emprendedor top performing aumentan en un 3x las posibilidades de convertirse ellos mismos es un emprendedor top performing.

En esto Chile no se ha quedado atrás. Son varias las Redes de Mentores en el ecosistema nacional que agrupan expertos en distintas materias, quienes asesoran voluntariamente a emprendedores. Estas iniciativas adquieren aún más importancia estos días, cuando la recuperación económica es una prioridad, siendo el emprendimiento un pilar de nuestra economía al generar diversificación de los bienes y servicios mientras actúa como fuente de movilidad social. Así aparecen plataformas como Consultok.com, donde personas pueden gratuitamente hacerles preguntas a expertos quienes envían sus respuestas en formato video a través de Whatsapp; o el recientemente lanzado programa Mil Mentorías de BancoEstado, que apunta a vincular profesionales con experiencia con microempresarios cuyos negocios se han visto drásticamente afectados los últimos meses. En lo personal llevo un tiempo trabajando en la Red de Mentores de ChileGlobal Ventures, iniciativa que formamos en 2016 y que al día de hoy me ha permitido ser testigo presencial de cómo más de 50 profesionales se han vinculado con startups en etapas de crecimiento, vínculos que a veces parten como asesorías puntuales respecto a algún tema en específico y que en algunos casos han perdurado en el tiempo, ya sea como mentores recurrentes o incluso como miembros del Directorio de las empresas.

Aprovechemos este tipo de iniciativas desde los dos lados de la vereda. Potenciemos la idea de “Red” donde se pongan a disposición conocimientos, contactos y buenas prácticas a quienes merecidamente un buen consejo puede ser el factor que encamine el éxito de sus proyectos.

Esta columna fue publicada en Revista Emprende.

    Conversemos …

    Para comenzar escríbenos tu nombre

    Este campo es obligatorio
    Este campo es obligatorio

    ¿Cuál es tu correo electrónico?

    Este campo es obligatorio

    Déjanos un mensaje y te contactaremos pronto

    Este campo es obligatorio