Columna de opinión


El win-win de la eficiencia energética: ¿Aún estamos a tiempo? 

  • Angela Oblasser

    Gerente de Sustentabilidad
  • Publicado: noviembre 23, 2020

El cambio climático representa una de las mayores amenazas para la humanidad; las emisiones de gases de efecto invernadero y la dependencia de combustibles fósiles siguen siendo una realidad y constituyen dos de sus causas fundamentales.

Hoy tenemos la oportunidad de acelerar el proceso para dejar de depender de combustibles fósiles ya sea con la implementación de políticas públicas y / o tecnologías que permitan este cambio de paradigma, de lo contrario nos convertiremos en sociedades frágiles.

Chile ha ido avanzado en temas de sostenibilidad energética contando con un plan de descarbonización de la matriz eléctrica, un aumento en las energías renovables, iniciativas de electromovilidad y avances en Eficiencia Energética.

La eficiencia energética en simple significa usar menos energía para realizar la misma tarea, es decir, eliminar el desperdicio de energía. Por ejemplo, las bombillas LED de bajo consumo son capaces de producir la misma cantidad de luz que las bombillas incandescentes utilizando entre un 75 y un 80 por ciento menos de electricidad. A menudo invertir en eficiencia energética es descrita como un beneficio mutuo, o win win, ya que, al reducir la cantidad de energía utilizada y por ende el consumo de energía, se ahorra dinero. Pero el beneficio no es solamente monetario, una mayor eficiencia energética puede contribuir a su vez a la reducción de un 40% de las emisiones de gases de efecto invernadero, crear puestos de trabajo, impulsar la seguridad energética, apoyar la competitividad y reducir la pobreza energética.

Es por ello que las mejoras significativas en la eficiencia energética son parte del Objetivo de Desarrollo Sostenible N°7, y por ende de las principales prioridades mundiales para el desarrollo sostenible en los próximos años. Es así como, la Unión Europea (UE) apunta a un ahorro de 20% de energía para el 2020 y 27% para el 2030, tomando en consideración a la eficiencia energética como una herramienta fundamental para aliviar la presión sobre el suministro energético. Sus aplicaciones son múltiples; desde el ecodiseño y etiquetado energético para aparatos eléctricos y electrónicos, tecnologías que consuman menos combustible como por ejemplo los vehículos híbridos o eléctricos o el aislamiento de los edificios y casas por nombrar solo algunas.

Una mayor eficiencia energética puede contribuir a su vez a la reducción de un 40% de las emisiones de gases de efecto invernadero, crear puestos de trabajo, impulsar la seguridad energética, apoyar la competitividad y reducir la pobreza energética»

En el contexto de la pandemia mundial y la aspiración de una recuperación económica sostenible, la eficiencia energética conlleva a la vez una oportunidad y un desafío. Estímulos fiscales a corto plazo combinados con una transformación estructural verde con compromisos a largo plazo permitirán gestionar los riesgos relacionados con el clima y el medio ambiente, fortalecer nuestro tejido social e inspirar una actividad económica que cree valor para la humanidad.

En Fundación Chile aceleramos la implementación de la eficiencia energética desde diferentes ámbitos: implementando modelos de recambio y buscando disminuir el consumo energético en los hogares. Primero lo hicimos con iluminación, y continuamos con refrigeradores; entregando información neutra y transparente al consumidor que le permita hacer una compra informada respecto al consumo energético y el costo/ahorro que esta decisión le puede generar; promoviendo la toma de conciencia sobre la importancia del ahorro/eficiencia energética, tanto para el consumidor por el gasto mensual en energía que un equipo le puede generar, como también para el medio ambiente e incentivando a través de la demanda el aumento de la disponibilidad de productos eficientes en el mercado nacional.

 

Relacionados

Iniciativa

ILUMINACIÓN EFICIENTE PARA CHILE

Iniciativa

YO CAMBIO ¿Y TÚ?

Iniciativa

EFICIENCIA ENERGÉTICA

Iniciativa

TOP TEN

Iniciativa

RESIDUOS ELECTRÓNICOS